5 Obras que da MIEDO tocar

Hoy te traigo, como no podía ser de otra manera, un post que le va como anillo al dedo a esta semana. Y si, es de esos que dan un poco de angustia: 5 obras que da miedo tocar.

Y es que muchas veces nos enfrentamos a partituras realmente difíciles, y ponernos delante del atril a tocarlas supone un auténtico reto técnico. Estás piezas que hoy te voy a mencionar son probablemente algunas de las más complicadas para nuestro instrumento.

Son retos, que si alguna vez te animas, seguro que te resultarán muy interesantes. Pero ojo, el que avisa no es traidor. Fáciles no son. Al contrario.

Y estas son las 5 obras que da «miedo» tocar:

– Concierto Pastoral de J. Rodrigo: uno de los conciertos más «terroríficos» para los dedos de un flautista. El primer y tercer movimiento tienen tela. Desde el principio ya está claro el propósito del concierto: ponerle mucho las pilas al intérprete. James Galway es de los pocos que se ha atrevido a grabar este concierto.

1er mov. del Concierto para flauta de Rodrigo – Vídeo del estreno en 1979 por J. Galway

– Sinfonía no.1 «Clásica» de S. Prokofiev: su cuarto movimiento contiene uno de los pasajes más «escalofriantes» para flauta dentro del repertorio de orquesta. Un solo que seguro te pedirán en alguna prueba de orquesta. Además, si quieres estudiar sobreagudos, esta es tu sinfonía.

4º mov. de la Sinfonía Clásica de Prokofiev por la Filarmónica de Berlín

– Chant de Linos de A. Jolivet: normalmente tocada con flauta y piano, aunque hay una versión con flauta, violin, viola, cello y arpa. Muy difícil, pero con pasajes gustosos para flautistas (si te salen, claro). Como bien dijo hace poco Emmanuel Pahud en una masterclass, es un obra muy difícil y que sólo nos gusta escucharla a los flautistas.

Chant de Linos interpretado por el flautista Paolo Taballione

– Estudios de Isang Yun: ¿Quieres practicar tu capacidad pulmonar? ¿Tus posibilidades de tocar fuerte? Y además… ¿dar unas cuantas notas por segundo? Creo que estos son tus estudios. Los hay para piccolo, flauta alto o flauta, aunque el más conocido es el número cinco para flauta.

Estudio no.5 para flauta de Isang Yun

– Secuencia para flauta de L. Berio: Sin compás. Empezamos bien. La secuencia no es la obra más difícil del repertorio contemporáneo, pero sí que es realmente muy exigente, y más si estás acostumbrado a una escritura tradicional. Lo primero que tendrás que hacer será adaptarte al lenguaje de la obra. Pocos pueden presumir de tocar muy bien esta perlita del repertorio.

Secuencia de Berio interpretada por Emmanuel Pahud

¡Y esto es todo! Y a ti… ¿Qué obra te parece que es muy difícil de tocar? ¡Cuéntamelo en las redes sociales o en los comentarios de este post! ¡Y sígueme en Facebook o Instagram! 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.

dos × cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.