Entrevista a Anna Garzuly-Wahlgren

¡Esta semana te traigo una nueva entrevista! Una entrevista que empieza a completar las entrevistas a el maravilloso Ensemble de Flautas Quintessenz de Leipzig. Puedes leer el resto de entrevistas aquí. ¡Te aseguro que te van a encantar!

En esta entrevista conocerás un poco más a la primer flauta de Quintessenz, pero también nada más y nada menos que a una de las solistas de flauta de la Orquesta de la Gewandhaus y, desde 2017, Catedrática de Música de Cámara de la Hochschule für Musik und Theater de Leipzig. Ella es Anna Garzuly-Wahlgren.

Después de saber todo esto creo que lo mejor es que te deje con la entrevista. ¡Que la disfrutes! Y si te gusta recuerda que puedes compartirla en tus redes sociales y apoyar al blog aquí. 🙂

  • ¿Cómo empezaste en la música?

Siendo imparable cantando en la guardería, a mis padres les recomendaron que fuera a una escuela de música, donde teníamos mucho coro – lo cual me encantaba. Empecé a tocar la flauta a los 9 años.

  • ¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tu carrera como músico?

Las cosas más curiosas ocurren mientras te encuentras con gente en los nuevos lugares donde tocas. Estando en un hotel en Houston, pedí una habitación donde poder practicar. El gerente me dio la única habitación vacía: la habitación de conferencias más grande en el ático, desde donde se veía la ciudad – era precioso. Justo tenían que pintarla mientras yo estaba estudiando… Como no era una pintura olorosa acepté la sala, le di la mano al pintor y comencé a estudiar. Trabajamos ambos duramente durante dos horas, y alrededor de mí la habitación entera cambió de blanco a un azul claro en ese momento. Fue realmente bonito.

  • ¿Cómo te uniste a la Gewandhausorchester? ¿Es tan difícil como parece formar parte de una orquesta como esa?

Tenía 24 años cuando obtuve mi trabajo en la orquesta de la Gewandhaus, justo después de terminar mis estudios con Jeanne Baxtresser en Nueva York. Mi especialización se llamaba “Máster en Interpretación Orquestal” – fue la preparación perfecta para superar una audición de una gran orquesta. Ser parte de una orquesta siempre requiere a un músico entregado, mucha preparación individual, espíritu de equipo, flexibilidad y responsabilidad. Tenemos la maravillosa oportunidad de tocar con grandes músicos, ser desafiados a muchos niveles – te mantiene creciendo tanto musical como personalmente todo el tiempo.

  • ¿Cómo empezaste con el Ensemble Quintessenz? Después de más de 20 años, ¿cómo te sientes en Quintessenz actualmente?

Empezamos con Quintessenz justo en mi año de prueba, por iniciativa de Christian y Gudrun. Lo que empezó como una tarde entre amigos leyendo a primera vista y tomando café, creció rápidamente hacia una dirección profesional. Empezamos a arreglar música para nuestro ensemble, organizamos conciertos y trabajamos con entusiasmo en nuestras cualidades como ensemble. Fue como un experimento, porque realmente no había otros ensembles como nosotros con los que comparar. Ahora disfruto mucho el nivel que hemos logrado juntos, de los momentos inspiradores de belleza y de los retos en los conciertos.

  • Ahora eres Catedrática de Música de Cámara en la Hochschule für Musik und Theater en Leipzig. ¿De dónde viene tu amor por la música de cámara?

La música de cámara siempre fue parte de mi, incluso al principio – odiaba tocar sola, así que siempre estaba cantando y tocando duetos de mi libro de flauta conmigo misma y mi flauta. Creo que sonaba horrible… pero me lo pasaba mucho mejor con eso que tocando sola. Mi profesor de la escuela de música tenía un ensemble de flautas de pico renacentistas al cual me uní. Y toqué todo lo que me pidieron: todos los tipos de flautas de pico, flautas, cromorno – esto fue muy divertido y una buena preparación para después.

Como músico profesional siempre seguí tocando música de cámara junto con mi trabajo en la orquesta, así que ahora estoy muy feliz de trabajar con estudiantes esta increíble literatura.

Flötenensemble Quintessenz © Gert Mothes

 

 

 

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

¡Hay músicos maravillosos alrededor! El mundo se abrió; nos mezclamos también musicalmente y aprendimos inmensamente a través de la globalización, el nivel ha crecido en todas partes. Por otro lado, la necesidad de perfección y de siempre tener nuevas caras están alejando el foco de las personalidades musicales reales. Para los estudiantes es más difícil encontrar el camino adecuado para elegir entre las muchas opciones y seguirlo. En la industria musical desearía más fantasía, más flexibilidad y atrevimiento por nuevas formas de hacer las cosas.

  • Y finalmente, un consejo para los lectores.

La música es una bendición – da igual si somos profesionales, amateurs o solo nos gusta escuchar música. La música nos permite ver y sentir el mundo de forma diferente, nos patea nuestra fantasía y nos conecta, disfrutamos y nos inspiramos. Sigue escuchando y haciendo música, ¡y transmite ese maravilloso regalo a tu alrededor!

 

Muchas gracias a mi mecenas “Flautista Internacional”: Pepe Sotorres

¿Quieres que aparezca también tu nombre?

¡APOYA ESTE BLOG AQUÍ!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

nueve − 5 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.