Entrevista a Davide Formisano

“Pero al final hay que disfrutar de la música, no pensar siempre en la competición. Hay muchísimas obras que están escritas para disfrutar, no para el concurso o la audición.”

Esta semana te traigo una entrevista muy especial. Uno de los grandes flautistas que no te dejan indiferente: el italiano Davide Formisano, solista internacional y profesor de la Musikhochschule de Stuttgart en Alemania.

Fue durante años solista de la Scala de Milán y ahora tiene una intensa actividad como profesor y concertista por todo el mundo.

Sin duda una gran figura de la flauta, que se suma a otros grandes flautistas italianos que han pasado por el blog como Silvia Careddu, Andrea Oliva o Paolo Taballione.

¡Espero que te guste la entrevista! Y si es así, ¡compártela en tus redes sociales! 🙂

 

 

  • ¿Cómo empezaste en la música?

Cuando tenía 11 años, en la escuela había la opción de tocar piano, guitarra, violín o flauta. Yo fuí a hacer el examen, y el profesor de flauta dijo que yo tocaría la flauta. ¡Y así empecé! Al principio no me gustaba. Yo tenia un hermano 7 años mayor que yo; eran los años 80 y él escuchaba Duran Duran, Spandau Ballet…y a mí me gustaba eso. Pero un día tuve una clase de flauta muy mala en la que mi profesor me humilló muchisimo, y cuando volví a casa pensé: “no, ahora tengo que trabajar para hacerle ver que puedo tocar la flauta.” Y eso fue como un “click”. ¡Después me gustó muchísimo!

 

  • ¿Cual es la cosa más curiosa que te ha ocurrido en tu carrera como músico?

Me han pasado muchas cosas, pero… Una vez estabamos en la Scala y tocabamos Il Trovatore de Verdi con Muti, que era muy purista. En el aria Di quella pira, Muti no quería que el tenor hiciera el do agudo, porque Verdi no lo había escrito. La primera representación fue en la inauguración del año verdiano en la Scala… ¡muy importante! Al final de este aria recuerdo que el público abucheó, y Muti se volvió y empezó a hablar: “No dejemos convertir este año verdiano en un circo”. Y una persona del público dijo:“No es por el Do, ¡es por la dirección!”. ¡Si lo pienso ahora me entra la risa! Pero entonces…

 

 

Aprendí muchísimo, porque Nicolet ha sido el más grande pedagogo del siglo pasado. Tenía una pasión y un talento por enseñar, por transmitir información, muy particular. Sobre todo aprendí una tradición diferente a la que, como italiano, conocía hasta el momento en que encontré a Nicolet. Él tenía una tradición más alemana, con un sonido más ancho, sin cerrar el agujero (sobre todo en la tercera octava), pensando siempre el sonido detrás y no tocando la primera octava tan dentro de la flauta, pero siempre pensando con volumen. Trabajé muchísimas obras y solos de orquesta para la preparación de muchos concursos, audiciones… Muchísima información. Verdaderamente disfruté muchísimo de esa temporada.

 

 

  • Enseñas también en la Musikhochschule de Stuttgart, ¿qué tratas de transmitir a tus alumnos?

Todo lo que puedo. Principalmente lo que he aprendido en mi experiencia con la orquesta, de solista y de tocar con grandes directores como Muti, Barenboim, Gergiev, Mehta, Maazel, Chung, Giulini… Sobre todo, lo que más intento es tocar con diferente sentido estético, porque hoy más que nunca vuelve nuevamente una inclinación a tocar la flauta solamente con gusto estético, la “belle flute”. Pero la música no es solo bonita; la música puede ser dulce, violenta, triste, agresiva, desesperada… Y hay que tocar con diferente estética los diferentes estilos y tipos de música, tanto en los solos de orquesta como en el repertorio. No hay que cerrarse solamente a un tipo de estética de tocar la flauta de manera bonita, no solo eso es lo cierto. Los franceses tienen la escuela de flauta más virtuosa y fuerte del mundo. Pero la gran enseñanza de vivir en un país como Alemania es que tienes en cuenta la música y no sólo la flauta.

 

  • A parte de dar clases en Stuttgart, tambien das masterclass por todo el mundo. ¿Encuentras algo en común de todos los flautistas a los que das clases?

Hoy en día con internet y las redes sociales, el nivel es altísimo, porque se tiene un montón de información y todo el mundo puede tocar. Todo aquél que normalmente ha trabajado un mínimo de técnica, escalas, arpegios, Taffanel y Gaubert… puede tocar. El peligro de las redes sociales y toda esa información, es el no homologarse o verificarse. Notaba más homologación en los años 90 o a principios de los años 2000, cuando había menos información pero más singularidad. Con la gran cantidad de información que hay, un niño de 15-16 años es muy fácil de manipular, y sigue la moda y no lo que quiere su verdadera exigencia musical, porque una persona de 16 o 17 años puede ser ya un músico maduro.

 

  • También tienes una gran actividad como solista…

Si, ahora en el 2018 tengo muchisimas cosas nuevas que me hacen disfrutar mucho: viajes, conciertos…¡Estoy muy feliz!

 

  • De todos esos conciertos como solista. ¿Cuáles son los que más habitualmente tocas? ¿Y cuáles son los que más te gustan?

He tocado muchas veces Ibert con orquesta, y tambien Mozart… todos los Mozart. Pienso que el gusto de los conciertos depende de las personas: hay personas que sienten alguna obra más cerca y esa misma obra otras personas la sienten más lejos; depende de la vez. Alguna vez tengo ganas de ponerme una nueva meta, y cojo una obra y siento que está lejos de mí. Así que intento verdaderamente trabajarla hasta que es parte de mí. Otras veces no tengo ese estado de ánimo, y prefiero o me siento más cómodo tocando lo que siento más cerca. Normalmente no me gusta cuando me piden hacer un concierto y me dicen:“Tienes que tocar esto”. Me gusta cuando me preguntan si quiero tocar esto o esto otro. Tiendo a decidir lo que me apetece hacer en ese momento. Cuando tienes 20 años tienes que aceptar lo que te pidan. Ahora estoy en los 40 y me gusta hacer lo que me gusta. Cada época de la vida tiene su lado positivo.

 

  • ¿Cuáles son tus conciertos más próximos?

Tengo que tocar con la Orquesta de Bari (sur de Italia) y después en el verano me voy a Chile y Corea, y voy a tocar mi transcripción de la Fantasía de Carmen de Sarasate. Es siempre un reto. Es muy difícil técnicamente por los saltos, el estilo y la resistencia de principio a fin.

También voy a tocar en un anfiteatro romano en El Djem (Túnez) un concierto para unas 10.000 personas. ¡Será una gran emoción!

 

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

No quiero ser aburrido, pero pienso que en los últimos años (al menos aquí en Alemania), el tema de los concursos es terrible. Cuando Rampal y Nicolet estaban en el jurado de algún concurso, hacían un buen equilibrio entre las diferentes escuelas. Cuando estos dos personajes dejaron de estar en los jurados, hubo un poco de anarquía: “este alumno mio ahora va a ganar”. No se escucha la música, se escucha solo que el estilo sea el mismo al de los miembros del jurado. Cuando yo estoy en el jurado de un concurso y hay un estudiante o un flautista que toca, y toca diferente de mí pero toca muy bonito y muy bien, tengo que aceptar que me gusta. El mundo de los flautistas es un poco pequeño, y cuanto más pequeño, menos generoso. Espero que en el futuro haya más disposición de ser generosos. Tengo confianza, porque vienen nuevas generaciones que ahora tienen 25-30 años que tienen verdaderamente muchísima ilusión.

 

 

  • Por último, un consejo para los lectores del blog.

No sé si soy la persona adecuada para dar consejos. ¡Mando un saludo a todos! Hay que trabajar seriamente la flauta, con mucha decisión, pasión e inteligencia… Pero al final hay que disfrutar de la música, no pensar siempre en la competición. Hay muchísimas obras que están escritas para disfrutar, no para el concurso o la audición. Mozart cuando escribió el concierto para flauta no lo escribió para el concurso de Múnich o para el concurso de Kobe. Lo escribió porque tenía otra necesidad. Siempre hay que disfrutar de la música como de la vida. Es muy importante, la vida no es tan larga….

 

Otros Posts

2 comentarios sobre “Entrevista a Davide Formisano

  1. Esperaré ansioso la llegada de esta gran maestro en Chile.

    Juan, gracias por subir todos estos post. Realmente son muy interesantes y son una fuente de inspiración para todo el mundoz no solo para los flautistas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *