¡Volvemos con una nueva entrevista al blog! Hoy os traigo una entrevista a un flautista muy reconocido a nivel internacional como intérprete, y especialmente como pedagogo.

Él es Félix Renggli, profesor de flauta de la Musikhochschule de Basilea (Suiza), que sucedió en este puesto nada más y nada menos que a Peter Lukas Graf.

También ha trabajado y tocado muy a menudo con el reconocido oboísta, compositor y director Heinz Holliger, que también tenía una gran relación con el flautista Aurèle Nicolet.

¡Espero que os guste la entrevista! 🙂

  • ¿Cómo empezaste en la música?

De niño viví en Japón, hasta los 7 años. A la edad de 6 años tuve la oportunidad de comenzar a tomar lecciones de piano con un profesor muy amable. De vuelta en Suiza, no tuve posibilidad de tener clases de piano en un primer momento, así que empecé con la flauta de pico y luego me cambié a flauta, a la edad de 12 años. Tuve la suerte de tener siempre profesores fantásticos a lo largo de toda mi educación musical.

  • ¿Qué es lo más curioso que te ha pasado en tu carrera como músico?

Quizás fue tan curioso como impresionante: justo habíamos empezado a tocar el Trío en Re mayor de Haydn en un festival en Columbia, al aire libre, a 2800 m de altitud. El piano era un teclado eléctrico y el escenario estaba cubierto con un techo. Entonces comenzó una tormenta con relámpagos, y justo después de tocar frente a un gran público curioso 8 compases de Haydn, un relámpago se estrelló contra una central eléctrica, y nos quedamos allí, en la oscuridad. El piano estaba mudo. Así que en la oscuridad y con la lluvia inicié Syrinx de Debussy. Con el desvanecimiento de la última nota, la luz y la electricidad del piano regresaron de repente, como si estuviera previsto para ese momento. La gente, no acostumbrada a los conciertos de música clásica, ¡pensó que todo esto era parte del espectáculo! Pero fue solo la naturaleza, colaborando con nosotros.

  • Enseñas en la Musikhochschule de Basilea. ¿Qué buscas en tus nuevos alumnos?

En las audiciones de mi clase, enfoco mi atención principalmente en la fantasía musical, la intención de fraseo, y el fuego y la pasión por la música con los que vienen los candidatos. Por supuesto, también necesitan una buena técnica básica, pero esto se puede aprender. Sin embargo la pasión no se puede enseñar; se debe tener.

  • ¿Qué pueden encontrar en la clase de flauta en Basilea?

Pueden encontrar un buen ambiente, un nivel generalmente alto de intérpretes y estudiantes estimulados musicalmente. Y un muy buen acompañante al piano, que los apoya y prepara intensamente las clases.

  • ¿Qué puedes recomendar a los flautistas que quieran aprender contigo?

Pensar por qué están tocando música, qué quieren dar al público; esa es la pregunta básica. Como intérprete, tienes que estar dispuesto a entender un texto musical, dónde están las frases y hacia dónde conducen. Es como cuando hablas: debes saber, lo que quieres decir antes de empezar a hablar, y tienes que hablar de una manera que te permita hacer entender tu opinión y tu emoción.
Cuando escucho y siento que alguien que quiere estudiar aquí en mi clase está interesado en estas preguntas, y trata de captarme por su forma de tocar, entonces la puerta se abre. No me preocupan los errores técnicos (notas incorrectas); a menudo hay muchos otros errores que deben resolverse antes.

  • Estás actuando en todo el mundo como flautista freelance. ¿Qué le puedes decir a las personas que comienzan en el «mundo freelance»?

El mundo, la sociedad, los hábitos… todo parece estar cambiando ahora incluso más rápido de lo que podemos pensar; por lo que no hay receta que funcione durante un período largo. Como freelance debes ser curioso, flexible, estar siempre súper preparado (¡ya en el primer ensayo!), aprovechar cada oportunidad para tocar como una oportunidad de crear una experiencia, y dar siempre el 100%. Llegas a ser también activo como productor de conciertos o eventos musicales, donde puedes realizar sueños musicales, incluyendo todo el repertorio que has trabajado.

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

Estamos en un momento crucial de nuestra sociedad, en lo que respecta a la cultura musical: el miedo a la salud que se ha extendido por todo el mundo ha cambiado la actitud de muchas personas, sus hábitos y, por lo tanto, la vida musical se ha estancado como nunca había sucedido antes. Para una parte de la sociedad, ha demostrado lo importantes que son las actividades musicales en vivo, cuánto las necesitan (y ahora las echan de menos). Para otros, es la oportunidad de cambiar más hacia una situación de concierto virtual, de impulsar la digitalización tanto como sea posible, sintiéndose más seguros y protegidos en el espacio digital.
Creo que la música tiene el impacto más fuerte y directo de todas las artes en el ser humano, y el evento en vivo no es reemplazable por la transmisión electrónica.
Así que deberíamos luchar por esto como músicos en la sociedad, y podría ser una tarea importante para una nueva generación de músicos jóvenes: empujar en esta dirección y no estar satisfechos con ser parte de un programa de entretenimiento en una sociedad orientada al capitalismo.

  • Y finalmente, algunos consejos para nuestros lectores.

Tocar bien un instrumento, la flauta o cualquier otro, está bien. Disfrutar de hacer música también está bien; esto es amateur en su mejor sentido.
Como profesionales o comenzando a ser profesionales, debemos arder por lo que hacemos; debemos estar comprometidos y tocar a muchos otros con la expresión profunda de la música. Este virus debe extenderse por todo el mundo, porque la música es una necesidad, ¡y no hay cultura en todo el mundo sin música!


CURSOS ONLINE de FLAUTA TRAVESERA
¡Infórmate AQUÍ!


2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

14 − once =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.