Entrevista a Jürgen Franz

“La dificultad para un piccolista es tocar pasajes cortos y difíciles, y quizás esperar varios minutos hasta el siguiente pasaje. Esos altibajos en la concentración son los grandes retos en el trabajo de un piccolista.”

 

Esta semana te traigo una entrevista a un gran flautista, pero también a un gran piccolista.

Actualmente es piccolista de la Orquesta de la NDR Elbphilharmonie de Hamburgo (Alemania). Pero también ha sido flauta solista de la Filarmónica de Stuttgart y flautista invitado en otras grandes orquestas como la Scala de Milán, Santa Cecilia de Roma o la Orquesta del Festival de Bayreuth.

Además es artista Haynes (toca con un flautón de oro de 19.5k) y es profesor de la Hochschule für Musik de Hamburgo.

Si, él es Jürgen Franz, natural de Hanau am Main (Alemania), ciudad natal de Paul Hindemith.

¡Hemos hecho esta entrevista que espero que disfrutes! Y si te gusta ya sabes, ¡compártela con tus amigos! 🙂

 

  • ¿Cómo empezaste en la música?

Con cuatro años empecé con educación musical y tocando la flauta de pico. Como mi padre era profesor de música, siempre estuvimos involucrados con la música en nuestra casa. Y a los ocho años empecé también a tocar el piano.

  • ¿Cómo empezaste a tocar el piccolo?

Cuando tenía doce años empecé a tocar la flauta. Y después de medio año de tocarla, empecé a tocar en la banda de mi padre. Necesitaban siempre de alguien que tocara el piccolo. Así que lo hice y disfruté tocando el piccolo en toda las marchas y música tradicional de viento.

  • ¿Con qué piccolo tocas?

Soy muy afortunado de tener dos instrumentos espectaculares.

Uno es un piccolo Philipp Hammig muy antiguo. Mr. Wolfgang Dünschede (antiguo piccolista de la Filarmónica de Berlín) me ofreció su piccolo. Cuando lo toqué, de pronto estuve convencido de las cualidades de este particular instrumento. También Mr. Jörg Rainer Lafin fue el dueño anterior de este piccolo cuando fue piccolista activo en Berlín. Es extraño, pero de alguna manera puedo sentir que este piccolo tocó todo el repertorio con esos fantásticos instrumentistas y con todos los grandes directores.

El otro piccolo es un Helmuth Hammig. También lo conseguí de un amigo en Berlín. Para este tengo tres embocaduras originales. Pero como no me gusta mezclar embocaduras, prefiero una de esas tres. Es un gran instrumento y está muy bien fabricado.

Ambos instrumentos tienen un sonido muy bonito y suave. Y lo más importante, pueden empastar y tener una voz especial en los solos.

 

  • ¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tu carrera como músico?

Una cosa curiosa me pasó en el Royal Albert Hall de Londres. ¡Tocamos la 4ª Sinfonía de Tchaikovsky! Como todo piccolista sabe, al principio del tercer movimiento empiezas a concentrarte y focalizar la atención en el famoso solo de piccolo. Como mi colega y yo anduvimos por Londres antes del concierto para encontrarnos con algunos amigos en la tienda Top Wind, estuvimos hablando sobre Albert Cooper y James Galway y su genial época en Londres. En este momento particular de la sinfonía, me acordé de una de las clases con Sir James. Él me enseñó a no estar nervioso. Decía: “¡Simplemente no estés nervioso!”, lo cual no ayudó en ese momento. Pero algunos años después reconocí la verdad en sus palabras, y también en el momento de la sinfonía de Tchaikovsky recordé su consejo.

Lo más divertido fue que a la mañana siguiente recibí una llamada de Sir James y me dijo: “Hey Jürgen, ¡te vi en la televisión anoche! ¡Bravo por cómo tocaste el piccolo!”.

  • ¿Qué pasaje de orquesta ha sido el más difícil que has tocado? ¿Cómo lo preparaste?

En mi opinión, los lugares más difíciles en el repertorio son los puntos en pianissimo que llegan después de algunos minutos sin tocar nada antes.

Para resolver estos momentos, intento permanecer en el ambiente de la música y no perder la concentración para estar centrado en la música.

La dificultad para un piccolista es tocar pasajes cortos y difíciles y quizás esperar varios minutos hasta el siguiente pasaje. Esos altibajos en la concentración son los grandes retos en el trabajo de un piccolista.

  • En tu opinión, ¿cuál es la melodía más bonita para piccolo?

Personalmente, me encantan las melodías cantadas. Hay algunos soli preciosos en las sinfonías de Shostakovich y en la música de Ravel. Es siempre como un poco de sal en la sopa cuando el color del piccolo es audible.

También es un gran placer tocar todos los espectaculares pasajes virtuosos. El reto de tocar todo perfecto, porque casi todo lo que haces como piccolista se escucha.

También me encanta tocar el concierto para piccolo de Liebermann.

Portraits NDR Sinfonieorchester
Europe, Germany, Hamburg 2011
  • Das clases en la Hochschule für Musik de Hamburgo. ¿Qué intentas transmitir a tus estudiantes?

Si, soy catedrático de flauta en la Musikhochschule de Hamburgo.

Lo primero de todo, pienso que un profesor debe ser un buen motivador para que los estudiantes trabajen consigo mismos. Como profesor de flauta, tengo que dar consejos sobre cómo funcionan las cosas en la flauta y en el piccolo. También tengo que enseñar la música, las reglas y la expresión, y como el estudiante puede transportar todo eso al público.

Después de todos los aspectos técnicos con el instrumento, la música tiene que ser más importante. Las reglas de la música: fraseo, medida, información del contexto, etc… tienen que ser aprendidas como un lenguaje.

En mi opinión, la mejor forma es tener una comprensión antes de la interpretación. ¡Raramente es de la forma opuesta!

  • Tocas el piccolo en tu orquesta, pero también tienes una intensa actividad como flautista. ¿No hubieras preferido ser puramente piccolista?

Soy muy feliz no pensando en ese tipo de encasillamientos y pudiendo cambiar entre los instrumentos como yo quiero. Sé que la gente tiene más facilidad para poner encasillar a la gente. Por ejemplo, cuando estaba todavía como primer flauta en la Filarmónica de Stuttgart, el día después de ganar la plaza de piccolista en Hamburgo recibí dos llamadas de orquestas famosas para tocar como piccolista. Les pregunté por qué nunca antes me habían llamado, y me dijeron: “pero eres un buen piccolista, acabas de ganar una plaza de piccolo en la NDR”. Para mí no estaba tan claro. ¿Por qué debía cambiar de ser flautista a piccolista en un solo día?

Creo mucho más en la música, y la música no cambia cuando tocas la flauta o el piccolo. Por supuesto, cada puesto en el que tocas tiene sus propias dificultades. Pero cuando realmente estudias la flauta en todos sus aspectos, deberías ser un flautista completo: como primer flauta, segundo flauta, piccolo e incluso flauta alto, con todo el conocimiento que se necesita para ello.

Como flautista completo de orquesta, soy piccolo solista en la Orquesta de la NDR Elbphilharmonie, y todavía toco como flauta solista en algunas orquestas. Realmente me gusta cambiar y no siento fronteras entre la flauta y el piccolo.

Como profesor, intento motivar a mis estudiantes a ser flexibles también, y como músico de cámara y solista, me encanta tocar la flauta de todos modos.

Como artista Haynes que soy, tengo el gran placer de tener una flauta W. S. Haynes, que combina la tradición con la moderna vanguardia de fabricación.

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

Por lo que puedo ver en los últimos 30 años, desde que empecé a ser profesional, veo más y más carreras rápidas que no están basadas en una buena educación fundamental.

Si buscamos grandes instrumentistas, ellos sobre todo tuvieron tiempo para adquirir experiencia para crecer como músico y como persona. Tocaban en grandes orquestas, con los mejores solistas y grandes directores. Desde este punto hicieron su carrera como profesores, músicos de cámara o solistas.

Actualmente, encontramos mucho de las llamadas “carreras de redes sociales”, las cuales no tienen la oportunidad de crecer y obtener esta educación fundamental.

  • Y para terminar, un consejo para los lectores.

Ama la música, ama el instrumento, ¡y disfruta avanzando!

Has one comment to “Entrevista a Jürgen Franz”

You can leave a reply or Trackback this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.