Recuerdo perfectamente cuando fue la primera vez que escuché el Concierto Pastoral para flauta de Rodrigo. No es un concierto que los flautistas nos animemos a tocar muy habitualmente, por su dificultad.

Me quedé alucinado cuando escuché por primera vez el vídeo. No conocía al flautista que lo interpretaba. Más tarde descubrí que era Loïc Schneider, flautista francés y actual solista de flauta de la Orchestre de la Suisse Romande en Ginebra (Suiza) junto con Sarah Rumer.


Hoy tenéis la oportunidad de conocer a este grandísimo flautista, que ha ganado numerosos concursos (ARD, Rampal, Nicolet, Kobe…). 

Muy enriquecedoras las palabras de Loïc. ¡Espero que os guste! 🙂

  • ¿Cómo comenzaste en la música?

Mi madre era profesora de música en la escuela, así que siempre teníamos música, clásica o no, en casa. Ella tocaba el violín, pero debo confesar que realmente no recuerdo los momentos en los que lo tocaba. Tuve algunas clases de música de iniciación para niños pequeños a partir de los 5 años. Ya sabes, cuando tocas con muchos instrumentos de percusión y aprendes un poco a cantar.

Cuando tenía 6 años, escuché la flauta por primera vez en mi vida en un campamento escolar, interpretada por un profesor justo antes de que tuviéramos que acostarnos. Y tan pronto como regresé, les dije a mis padres que quería comenzar a tocar este instrumento.

Estuvieron de acuerdo, por supuesto, pero desafortunadamente era demasiado pequeño y no había flautas curvas como ahora tenemos para principiantes. Así que unos meses después, cuando finalmente tuve que ir a mi primera clase de flauta, mi madre me dio la caja con mi instrumento. La abrí y… ¡era una flauta de pico! Traté de explicarles a mis padres que era un malentendido y que no era el instrumento correcto, pero me dijeron que era demasiado pequeño para el que quería.

¡Estaba tan molesto que no fui a esta primera clase!

Después de 2 años con la flauta de pico, ¡finalmente comencé a tocar la flauta!

  • Has ganado muchos premios en los concursos del ARD de Múnich, Jean-Pierre Rampal, Nicolet y Kobe. ¿Tienes un secreto para ganar concursos?

El GRAN secreto tiene dos partes: ¡estudio y diversión!

La mayoría de los estudiantes que conozco no saben exactamente cómo desarrollar su estudio. Tuve la oportunidad de conseguir un trabajo en la orquesta bastante pronto (tenía 22 años) e implicó dos cosas:

Primero, en la orquesta tienes que trabajar de manera rápida y eficiente. Los conciertos vienen cada semana con diferentes programas, sin tiempo para preguntarse si deberías hacerlo de una forma u otra.

Luego, como ya estaba trabajando en la orquesta durante todo mi periodo de concursos, tuve que organizarme sin demasiado tiempo para mi estudio. E incluso si parece ser más difícil prepararse correctamente cuando solo tienes dos horas al día para tocar, de hecho, es todo lo contrario: ¡debes ser inteligente para ser más eficiente!

La segunda mitad del secreto es la diversión: me apunté a todos esos concursos porque no tenía muchas oportunidades de tocar conciertos en ese momento. ¡Estaba muy feliz de tener la oportunidad de tocar las piezas tan bonitas que puedes encontrar en el repertorio de los concursos! 

Si toco música, es para disfrutar de su belleza y compartirla con quien quiera escucharla: familia, audiencia o jurado. Así que en mi estudio, ¡siempre fue mi mayor motivación!

  • ¿Qué crees que te hace especial como flautista?

Creo que desde el momento en que decides pensar por ti mismo y tocar de la manera que realmente quieres, sin tratar de complacer a ningún maestro de algún tipo, eres un flautista especial.

Desde este punto, todos son especiales a su manera.

  • ¿Qué te ha hecho estar donde estás?

Mi familia: logré lo que hice gracias al apoyo de mi esposa y la inmensa alegría de tener los niños.

Y también mi voluntad y, espero, mi humildad. Incluso si no es muy humilde atreverse a decirlo…

  • ¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tu carrera como músico?

Siempre suceden cosas extrañas cuando estás en el escenario, pero en esta no se trata de eso. Después del concurso del ARD, recibí una llamada telefónica de una mujer estadounidense que decía que era gerente de la Orquesta Sinfónica de Pittsburg. Dijo que tenían un trabajo como primera flauta en su orquesta y que su director, Manfred Honneck, escuchó mi actuación en la televisión alemana y quería proponerme un periodo de prueba de 2 o 3 semanas allí.

Y pensé que era una broma, y que una amiga mía solo estaba jugando conmigo, así que le respondí que no era justo burlarse de mí. La mujer estaba realmente sorprendida por mi respuesta y juró que era real. Como todavía no la creía, dijo que escribiría un correo electrónico.

Es lo que hizo, y todo era cierto: llamé a mi amiga en el intervalo y ella me confirmó que había un trabajo en Pittsburg y ¡que era la forma estadounidense de hacer un trial!

Finalmente, no fui. No podía imaginar vivir allí con mi familia, así que rechacé el trial.

  • ¿Qué puedes recomendar a los flautistas profesionales que quieren ganar una audición? ¿Y un concurso?

¡Estudiar más duro! No, en serio, practicar su música con sus cerebros y sus corazones. Desde el camino, tratar de entender siempre lo que le gustaría recibir al jurado, que es algo que no solo se aplica a la música: creo que tu vida siempre será mejor si intentas comprender lo que realmente necesita la gente que está frente a ti.

Y por otro lado, con tu corazón, practica siempre esta idea que quieres dar también de ti mismo: la música es compartir, y a veces puede ser casi indecente porque revelas algunas cosas personales; ¡pero es exactamente donde empieza a ser interesante!

  • ¿Crees que la orquesta o enseñar es la única oportunidad profesional para los flautistas?

Esas son las carreras más habituales, pero afortunadamente no son las únicas. Ahora tenemos esta idea de comodidad; es por eso que intentamos (soy totalmente parte de esto, lo sé) desesperadamente conseguir un trabajo estable en la orquesta o como profesor.

Pero durante siglos, ser artista no fue tan divertido. Fue de cierta manera una vida difícil de vivir. Tenías que sacrificar mucho para vivir tu vida de artista.

Ahora no somos tan aventureros, por lo que no exploramos realmente las posibilidades que nuestro arte podría darnos, en términos de conciertos o proyectos alternativos.

Pero esta es claramente una vida diferente, y tengo que confesar que me gusta la mía: ¡interpretar a grandes compositores en la orquesta e intentar devolver a los estudiantes lo que recibí!

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

Precisamente ahora, con esta crisis de la COVID, creo que realmente tenemos una gran oportunidad para redefinirnos y hacer que las personas, todas las personas, sean conscientes de que el arte y la música pueden no ayudar a alimentarles, pero que nuestra humanidad realmente depende de ello.

Puede que el arte no salve al planeta, pero podría salvar a nuestra humanidad; nos define como seres humanos y no solo como animales.

Entonces, sí, esos son tiempos desafiantes pero emocionantes, ¡y deberían abrirse a muchos cambios!

  • Tengo algunas preguntas de los lectores:
  • @Toquica.flute pregunta: ¿Qué recomiendas para trabajar en una pieza de forma más eficiente? Cómo abordar, etc…

Como dije antes, trabaja con tu cerebro: analiza la partitura, el periodo, la estructura, las dificultades… Intenta crear tus ejercicios en función de los problemas de la pieza, no practiques siempre los mismos ejercicios para todo tipo de repertorio. Imagínalos como herramientas: ¡siempre puedes crear nuevas herramientas! 

Después de eso, tu trabajo es utilizar esas herramientas de la manera correcta. Ahí es donde un oído externo, el de un profesor por ejemplo, es útil.

Pero incluso en esta parte de “práctica”, nunca olvides por qué tocas música: para actuar y comunicar. Siempre imagina la sala de conciertos, la audiencia. Toca para los demás, no para ti.

  • @evaquilis_04 pregunta: ¿Cómo has llegado hasta ahí?

Para ser sincero, no podría decirlo realmente. Nunca soñé con haber logrado lo que he hecho. No podría imaginar tener todo lo que tengo ahora, por la música, por supuesto, pero también en mi vida en general.

Y eso es claramente lo más importante: el equilibrio en mi vida entre mi música, mi familia, mis amigos. ¡Tengo mucha suerte de tenerlo todo! Pero si tuviera que definirlo, serían esas 4 palabras (el orden no es importante): voluntad, práctica, diversión y suerte.

  • Y para terminar, un consejo para los lectores.

Tener la oportunidad de vivir tu vida haciendo tu pasión es absolutamente maravilloso: ¡haz lo que puedas para alcanzar este objetivo!


CURSOS ONLINE de FLAUTA TRAVESERA
¡Infórmate AQUÍ!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciseis − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.