¡Bienvenido/a a una nueva entrevista! Hoy te traigo a un joven flautista que ya ha triunfado en grandes concursos y que ya trabaja en una de las orquestas más prestigiosas de Europa.

Él es el ruso Matvey Demin, flauta solista coprincipal de la Tonhalle Orchester de Zúrich (Suiza) y ganador del primer premio de la Tchaikovsky Competition en la modalidad de viento madera en 2019.

También ha ganado otros premios y actúa como solista con diferentes orquestas, ¡menos mal que nació en 1993!

Un auténtico crack de la flauta a quién recomiendo que escuches, y por supuesto, leas esta entrevista en la que nos cuenta cosas super interesantes. ¡Espero que te guste! 🙂

  • ¿Cómo empezaste en la música?

Vengo de una familia musical. Por ejemplo, mi madre enseña piano en una escuela de música, mi padre no es músico pero le encanta la música, y mi abuela solía enseñar todos los instrumentos de viento en la misma escuela de música que mi madre. Pensarás que es imposible enseñar cada instrumento de viento (flauta, oboe, clarinete, saxofón, trompeta, trombón, etc…) pero en una pequeña ciudad de Siberia, en Rusia, esto era posible. Para la ciudad de la que yo vengo, era algo habitual. Así que, naturalmente fui alumno de mi abuela cuando tenía 9 años. La escuela de música consiguió una nueva flauta de Japón (era una Yamaha 211) y mi abuela me la dio para probar. Y me encantó desde entonces.

  • ¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tu carrera como músico?

Para mi son un par de cosas: la primera sería mudarme desde Siberia a Alemania yo solo para estudiar con Andrea Lieberknecht cuando tenía 16 años; y después el momento más brillante es por supuesto ganar el Concurso Tchaikovsky.

  • Fuiste el primer ganador en viento madera del Concurso Tchaikovsky. Lo primero, ¡enhorabuena! ¿Qué significa esto para ti?

¡Muchas gracias, querido Juan! Cuando era un joven músico había seguido cada edición del Concurso Tchaikovsky. Y siempre pensaba: “Desearía ser pianista o violinista o chelista, sólo para participar en este concurso.” Así que cuando vi que lo abrieron a la sección de viento-madera estaba realmente motivado por tener la oportunidad de ser parte de este concurso. Ser el primer ganador de esta categoría fue realmente un sueño hecho realidad.

  • Ahora trabajas en Zúrich. ¿Cómo te uniste a la Orquesta de Tonhalle?

Creo que fue mi tercera audición para una orquesta profesional. Es un proceso muy complicado a veces… Necesitas tener algo de experiencia (las jóvenes orquestas pueden ayudar mucho) para ser admitido en una audición en Europa. Vine a Zúrich en la noche de la audición desde Rusia, y recuerdo que estaba muy cansado y con jetlag. En total había 4 rondas, donde la primera ronda era detrás de una cortina. En aquél día yo solo pensaba sobre como dar lo mejor de mí, lo que se debe hacer en cada audición. Y al final, gané la plaza, la cual estoy muy feliz de tener.

  • Sabes que es realmente difícil conseguir un trabajo en una orquesta. ¿Qué puedes recomendar a todos los flautistas que están intentando conseguir un trabajo?

Es en efecto difícil. Pero mi consejo sería: empezar a hacer audiciones tan pronto como puedas. Prepararlas bien desde el principio hasta el final. Quizá la mejor opción sería ganar experiencia en orquestas jóvenes o en academias orquestales primero. Y después viene una parte muy importante, que es mantenerse consistente y no decepcionarse si la primera vez no va bien.

  • ¿Crees que la orquesta o la enseñanza son las únicas oportunidades en la carrera de un flautista?

Si y no. En nuestro tiempo es muy difícil ser un solista internacional de viento. Incluso siendo un solista renombrado tienes que tener un trabajo estable (ya sea enseñando o tocando en orquesta). Pero en mi opinión hay algunas otras opciones: puedes tocar música de cámara (por ejemplo, en un quinteto de viento).

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

Todos los músicos estamos luchando en este momento debido a la pandemia. Las cancelaciones de los conciertos incluso para dentro de meses son, desafortunadamente, algo habitual… Pero hay todavía esperanza para lo mejor, como hemos visto: algunas orquestas (la mía también) han empezado a tocar conciertos para pequeñas audiencias. Esto me dio la sensación de que en algún momento vamos a volver a la normalidad. Para mi, la situación de emergencia fue una oportunidad para tener un poco de pausa y reunir nuevas fuerzas, ideas y repertorio para el futuro.

  • Tengo una pregunta de una lectora. @patri_music pregunta: ¿Qué profesores de flauta o universidades de música recomiendas en Europa?

Yo he hecho todos mis estudios con la catedrática Andrea Lieberknecht. Es una fantástica profesora y flautista. También el Conservatorio de Múnich, donde ella enseña, es una excelente universidad. Y por supuesto en Europa hay muchos fantásticos profesores (todos con diferentes enfoques y gustos) casi en cada país. Lo más importante que aconsejaría es lo siguiente: puedes intentar participar en una masterclass con el profesor que te gusta y luego ver por ti mismo si te funciona.

  • Y para terminar, un consejo para los lectores.

Escuchar mucha música de todo tipo (sinfónica, de flauta y música de cámara…quizá incluso algo totalmente diferente) para construir tu propio gusto musical. Y por supuesto, estudiar bien, porque el viejo dicho “la práctica hace la perfección” es verdad. También, para todos, manteneos con esperanza y positivos. ¡Sólo así podremos superar la crisis actual y volveremos a hacer buena música todos juntos de nuevo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

trece + cuatro =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.