Entrevista a Paco Varoch

“Por supuesto que tocar bien el piccolo siempre puede ayudar a conseguir más actividad profesional, claro. Y si trabajamos repertorio contemporáneo, más todavía.”

 

Esta semana os traigo una entrevista que creo que es muy interesante.

Piccolista de la Orquesta Mozart y de la Lucerne Festival Orchestra, invitado por Claudio Abbado. También es invitado permanente en la Mahler Chamber Orchestra, Les Dissonances, MusicAeterna, Camerata Bern y Orquestra de Cadaqués. Y por si esto fuera poco, ha sido invitado además en la Orquesta de París y la Orquesta de la Comunidad Valenciana.

Pocos piccolistas pueden presumir de este currículum. Él es el valenciano Paco Varoch, quien sin duda no te dejará indiferente.

Te animo también a conocer a otros piccolistas que ya han pasado por el blog, como Gudrun Hinze o Jürgen Franz. Y a conocer las distintas marcas de piccolos o libros de repertorio orquestal para piccolo, entre otras cosas.

¡Espero que te guste la entrevista! ¡Y recuerda compartirla con tus amigos en las redes sociales! 🙂

 

  • ¿Cómo empezaste en la música?

Nací en Valencia, donde existe una gran tradición musical, sobre todo en lo que respecta a las bandas de música. De ahí que me decidiera por un instrumento de viento.

Mi padre, un excelente clarinetista amateur y profesor de clarinete, fue quien se encargó de llevarme a la Sociedad Musical de Alzira, donde comencé mis estudios. Para mí fue una gran suerte. En esta época la banda de Alzira, mi ciudad natal, estaba a cargo del director D. Francisco Hernández-Guirado. Este Maestro, comprometido y ambicioso, consiguió crear una buena banda con increíbles flautistas: María Dolores Tomas, Carolina Lluch (la cual me ayudó a asistir a una clase de flauta con Ida Rivera…¡¡¡¡mi primer viaje a París!!!!), M.Angeles Grau (que se encargó de que estudiara con el maestro J. Caryevschi en Madrid), Francisco Arnalte, Santi Ríos, Jesús Garrigues y tantos otros músicos increíbles. Así fue como empecé, fijándome en ellos. Y siendo valenciano no podía ser de otra manera…

 

 

  • ¿Cómo llegaste hasta el piccolo? ¿Cómo fue el camino hasta enfocarte 100% en él?

La verdad es que el piccolo fue mi primer instrumento. Tenía las manos pequeñas y los dedos no me llegaban bien a la flauta. Una vez terminé mis estudios en el Real Conservatorio de La Haya (Holanda), empecé a preparar audiciones para orquesta y conseguí ganar mi primer puesto como solo-piccolo en la Filarmónica de Gran Canaria. Ahí fue donde empecé a descubrir el repertorio orquestal para mi instrumento. Más tarde trabajé durante un breve periodo con la Orquesta Sinfónica de Tenerife antes de llegar a la Sinfónica de Galicia. Y en esta última orquesta fue donde me realicé profesionalmente como flautinista, interpretando junto a mi orquesta grandes obras y conociendo a muy buenos directores. Tengo muy buenos recuerdos de aquellos conciertos con la OSG y sigo teniendo buenos amigos de la orquesta en A Coruña. Después de la Orquesta Sinfónica de Galicia comencé mi carrera como músico independiente.

 

  • ‎¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tu carrera musical?

Tuve la infinita suerte de trabajar mucho con Claudio Abbado. Recuerdo un ensayo con la última orquesta que creó: la Orchestra Mozart de la Accademia de Bologna.

Yo solamente tocaba en la Obertura Egmont de Beethoven, y estaba escuchando el ensayo en la sala… Súper a gusto, vamos: ojos cerrados, etc… Y después de un silencio que no recuerdo lo que duró, abrí los ojos y estaba toda la orquesta esperándome. Fui corriendo al escenario, y ahí estaba Claudio moviendo la cabeza y repitiendo como el tic tac de un reloj: “Piccolo, Paccolo, Piccolo, Paccolo, Piccolo, Paccolo…” jajaja.

 

Lucerne Festival, Sommer 2013: Generalprobe des Lucerne Festival Orchestra unter der Leitung von Claudio Abbado
Luzern, den 22.08.2013
Copyright: Lucerne Festival/ Priska Ketterer

 

  • ‎No a todos los flautistas les gusta tocar el flautín. En tu opinión, ¿qué hace especial a este instrumento?

Lo hace especial sus pequeñas intervenciones, siempre con mucho carácter. Beethoven es el primer compositor que lo introduce en las sinfonías. Al igual que se ha utilizado en la música francesa, la ópera Italiana y en general en su desarrollo a partir de la segunda mitad del s.XX… Es un instrumento moderno.

  • ¿Crees que tocar bien el piccolo abre más puertas a la hora de tener más trabajo?

Por supuesto que tocar bien el piccolo siempre puede ayudar a conseguir más actividad profesional, claro. Y si trabajamos repertorio contemporáneo, más todavía. Pero ya depende de uno mismo, de qué tipo de audición se quiera preparar, etc…

 

  • ¿Cuál crees que es el pasaje de orquesta para piccolo más difícil que has tocado nunca? ¿Cómo lo preparaste?

Podemos tocar muy rápido, eso ya lo sabemos, pero la dificultad casi siempre aparece cuando el “solo” llega después de pasar muchos minutos sin tocar: 4ª de Tchaikovsky, 9ª de Beethoven… y ¡¡como no!! los “tutti” que nos ha regalado Shostakovich (ayudando a los primeros violines, jajaja)

En mi opinión, se deben preparar lentamente y siendo muy exigente con la afinación, no hay otra…

 

  • ¿Cuál es la melodía que más te gusta para piccolo?

Es difícil nombrar solo una. Hace unos días tuve la oportunidad de tocar por primera vez el ballet completo de Prokofiev “Cinderella”. Increíble para el piccolo.

También me gusta la música vocal, las canciones de E.Toldrá “Maig”, el Sonetí de la Rosada, incluido en mi disco “Remembrances”, la música barroca… En mi casa suena todo tipo de música, como por ejemplo música cubana, boleros, melodías de Piazzola, música brasileña, jazz, el gran Paco de Lucía…

 

 

  • Tocas en varias orquestas por todo el mundo. ¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos de viajar tanto?

Viajar mucho te permite conocer diferentes lugares, descubrir su cultura y estar en contacto con amigos que de no ser así no vería tan a menudo. Me gusta acompañarlos en su ciudad, conocerla más a fondo y no sentirme como un turista.

Lo que menos me gusta de viajar… pues como a todo el mundo, claro: los madrugones, pasar tiempo sin ver a mi familia…Y comer en restaurantes está muy bien, pero echo también de menos cocinar mis propias paellas.

 

  • Como dices, has sacado hace muy poco un disco, llamado “Remembrances”. ¿Por qué te decidiste a grabar un disco? ¿Por qué ese repertorio tan especial y no, por ejemplo, los conciertos de Vivaldi?

Bueno, ya sabemos todos que apostar por el formato del CD es algo casi romántico. “Remembrances” se puede encontrar en todas las plataformas digitales para ganar un poco de presencia en internet, no solo en redes sociales, aunque son muy importantes hoy en día. Me atraía la idea de aprender todo el proceso de grabación. He aprendido mucho con todo ese tratamiento, sobre con el repertorio, Yo tenía claro que mi debut discográfico tenía que estar basado en mi primera etapa como músico. Un repertorio basado en compositores valencianos y catalanes, en música popular.

He adaptado al piccolo música de violín y flauta, música que yo ya tocaba de muy jovencito con mi flauta. Y he dedicado el disco a mis padres, como agradecimiento a su apoyo incondicional.

Y la respuesta a por qué no he grabado los conciertos de Vivaldi… A mi me gusta mucho la música de Vivaldi Con mi grupo “la Remembrança” suelo dedicarle la primera parte de los programas. Y no solo los conciertos de flautín, sino también algunas arias de sus óperas. Sabemos que la música de Vivaldi estuvo desaparecida durante todo el s.XIX. No se tocaba para nada, y ahora hay grupos especializados con instrumentos de la época que realizan grabaciones increíbles, de mucha calidad interpretativa… Prefiero tocar Vivaldi en vivo.

 

 

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

A mi me parece que hay una cierta falta de respeto hacia lo nuestro, así como una falta de orgullo. Por ejemplo: en este momento las mejores orquestas del mundo tienen como oboe solista a músicos españoles. ¿Quieres que comprobemos si son invitados para tocar de solista en alguna de las programaciones de las orquestas españolas? Tendría que existir la figura del policía musical y que pudiera multar a los programadores de las salas de concierto jajaja

Oiga usted: MULTA, ha programado el segundo concierto de piano de Rachmaninov siete temporadas seguidas… Las mismas grandes orquestas vienen a tocar todos los años, como una tradición…Pues toma: MULTA.

Por otro lado, a muchos de los músicos independientes que pretenden realizar actividades como solistas, como es mi caso, muchas veces nos proponen actuar en importantes salas de concierto pero “ a taquilla”. Lo cual quiere decir que dependemos de la curiosidad del vecino. Hoy prácticamente podríamos hablar de algo así como el “Músico 2.0”. Lo cual quiere decir que el propio intérprete debe encargarse de toda la gestión y producción del concierto. Desde la elaboración del programa (notas al programa incluido), hasta la promoción y difusión del mismo si se quiere conseguir llenar mínimamente la sala de conciertos. Y como colofón, no poder invitar a familiares ni amigos, puesto que las entradas (normalmente a 10€) son el caché que se va a recibir por realizar el concierto, del cual la sala por supuesto se lleva un porcentaje y otro porcentaje la SGAE.

Resumiendo: al intérprete algunas veces el concierto le sale a pagar, y la sala rellena un hueco en su programación con un artista de alto nivel, aprovechando que posiblemente ese intérprete va a sacar el supuesto beneficio de presentar sus trabajos en público.

Ante todo esto y como músico, me pregunto muchas veces si lo mejor para mantener un mínimo de prestigio profesional es quedarse en casa.

Algo que me parece también un abuso y un gran despropósito es la aplicación del famoso 21 % del iva cultural. Yo mismo he comprobado lo que encarece esto un proyecto de grabación y producción.

 

  • Un consejo para los lectores del blog.

Les diría que, cuando llegue ese momento de comprar un piccolo, hagan un esfuerzo y se compren un buen instrumento, que no lo utilicen como recurso de “como no me va bien con la flauta voy a probar con el piccolo”.

Al igual que con la flauta, se requiere mucha motivación y entusiasmo. Y un consejo como piccolista: “que no piensen que el sonido se asemeja al maullido de un gato, sino al rugido de un león”.

 

Otros Posts

3 comments to “Entrevista a Paco Varoch”

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Abian - 18 noviembre, 2018 Responder

    Es gratificante ver cómo el mejor profesor particular que tuve hace muchos años en Gran Canaria (1997-98) ha alcanzado el estrellato.

    • JuanVal - 18 noviembre, 2018 Responder

      ¡Qué bien Abian! Seguro que Paco es un estupendo profesor. 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.