Entrevista a Simón Fernández

     «Debemos ser capaces de innovar, de improvisar, de reinventarnos cada día y de ser capaces de buscar en lo más profundo de nuestro interior…»

 

     A mi siguiente entrevista contesta alguien que ha sido muy importante en mi carrera como músico y persona. Él me dio el empujón necesario para lanzarme a estudiar en un Conservatorio Superior y decidirme por la música.

     Simón Fernández, flautista especializado en flamenco y jazz, fue mi profesor en el Conservatorio Profesional de Música de Tarazona y actualmente es profesor de la Escuela L’Interpret de Lérida.

     Como buen músico de flamenco, Simón nos deja una entrevista llena de sentimiento y sinceridad. ¡Espero que os guste!

 

Simón Fernández - Flauta Flamenca

 

  • ¿Cómo fueron tus comienzos con la música?

     Me inicié en el mundo de la música por pura curiosidad, me acuerdo que de muy pequeño escuchaba en casa la banda sonora de un programa de la televisión llamado Musiquísimos dedicado a jóvenes músicos del país, era el sonido de una flauta travesera y al momento pensé… ¿Cómo se hace eso? ¿Qué tengo que hacer para tocar esa melodía con ese instrumento?. Unos pocos años después descubrí que esa pieza era la Badinerie de la Suite Orquestal BWV 1067 en Si menor de J.S.Bach y después de darme el gustazo de “toquetearla” descubrí que seguía teniendo la misma curiosidad (o más) por la flauta y por cómo se construía la música en general.

Simón Fernández - Flauta Flamenca     Mi incursión en el conservatorio vino de la mano de un antiguo profesor de música del colegio de toda la vida que debió ver en mí alguna cualidad musical cuando se molestó en llamar a mis padres y decirles que me apuntaran a música, que se me daba bien… Ya han pasado 30 años de esto y ahora soy músico profesional en un país donde lograr vivir de la música casi se puede considerar un pequeño-gran milagro.  Con ésta historia quiero dejar constancia de la importancia de las enseñanzas musicales en los colegios públicos o privados, más allá de los estereotipos de que la música es una asignatura “María” o que la flauta dulce es un instrumento medieval de tortura… Gracias a la sufrida labor de estos docentes se pueden descubrir cada día pequeños músicos en potencia sin que ellos mismos lo sepan.

 

  • ¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tu carrera musical?

Simón Fernández - Flauta Flamenca     A lo largo de mi carrera musical me han ocurrido infinidad de anécdotas e historias para no dormir, pero las más divertidas y caóticas me han pasado en el mundo del Flamenco. Te contaría mil historias estrambóticas y maravillosas que me han pasado, pero recuerdo una con mucho cariño.

     A cinco minutos de empezar un “bolo” el cantaor del grupo me dice que se va a casa a cambiarse de ropa, que no le gustaba lo que llevaba puesto (yo no daba crédito) y claro, empezamos el bolo tocando los temas instrumentales, cambiando el orden del programa y rezando a dios para que volviera pronto el cantaor para hacer sus temas antes de que se nos acabara el repertorio.

     En otra ocasión fuimos a Madrid a tocar dos días seguidos. El sábado tocábamos en una sala y la cosa fue muy bien, pero por la noche salió de marcha nuestro cajonero y el domingo, que teníamos el segundo bolo, no lo encontraba ni Paco Lobatón. Ese día me inflé a hacer palmas…

 

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

     El panorama musical actual es para matar, como la película homónima de James Bond. Te puedo contar como ha evolucionado el mundo de la música en los últimos 20 años y los cambios más importantes que han acontecido desde mi experiencia.

     Antes éramos unos pocos locos los que nos dedicábamos a estudiar música de manera profesional (y siempre nos decían los amigos que si no estudiábamos otra cosa aparte de música), no había ni los medios ni la información que hay ahora. Las plazas o convocatorias para entrar a trabajar en conservatorios y orquestas profesionales eran “Top Secret”, y hacer un Máster en el extranjero era algo que los pobres estudiantes como yo no soñábamos ni de lejos. Nuestras expectativas de trabajo se veían reducidas al “embudo” en el que nos habían colocado y del que solo salía de vez en cuando algún agraciado amigo de o alumno de… Hoy en día pasa lo mismo, el embudo ha ido creciendo de manera exponencial y cada día hay más gente que mantiene su ilusión por recoger los frutos del esfuerzo que conlleva completar una titulación superior en música, sin darse cuenta que el pescado ya está vendido hace días…

     Por si le interesa a alguien, el truco está en salir de ese embudo y buscar salidas profesionales alternativas como especializarse en otras áreas musicales con su instrumento ya sea en pedagogía, música antigua, barroco, contemporánea, Jazz o Flamenco o incluso montar una escuela de música privada. La vida no se acaba en los Conservatorios y orquestas de España, el trabajo público está en decadencia y como vivimos en un mundo globalizado hay que estar preparado para ir a trabajar a cualquier parte del mundo sin rechistar.

 

Simón Fernández - Flauta Flamenca
De izquierda a derecha: Simón Fernández, Jorge Pardo y Juan Parrilla.
  • Y para terminar, un consejo para nuestros lectores.

     Mi consejo es que si alguien tiene claro a lo que se quiere dedicar en esta vida, que no decaiga, que siga luchando por ese deseo de sentirse realizado y que trabaje sin descanso en hacer realidad su sueño.

Simón Fernández - Flauta Flamenca     Hace poco escuché por ahí a una persona un tanto desesperada que decía, ¿cuándo voy a recoger los frutos del esfuerzo de tantos años de estudio? y pensé al momento que si trabajas solo para esperar recibir una recompensa de la que te crees merecedor, por muchas palizas que te hayas pegado lo llevas claro… Hoy en día todo es rápido e instantáneo y la televisión nos da una más que falsa imagen del significado de lograr ser un profesional en lo tuyo. Concursos que crean músicos profesionales en 5 o 6 meses, gente que llega a lo más alto sin saber hacer la “o” con un canuto y famosillos del momento a los que no se les recuerda ni 2 semanas después de haber terminado el concurso al que se presentaron. Lo más triste es que ahora está de moda hacer esto con chiquillos a los que marean de mala manera haciéndoles pensar que el éxito se consigue ganado un concurso de la televisión, y lo peor de todo esto es que la gente que ve estos programas acaba pensando que esa es la manera de ganarse algo en la vida, mal vamos…

     Para acabar con buen sabor de boca os diré que el destino no está escrito y que debemos ser capaces de innovar, de improvisar, de reinventarnos cada día y de ser capaces de buscar en lo más profundo de nuestro interior como conseguir esas metas que tanto deseamos, eso es lo más difícil…

 

Guardar

Guardar

Guardar

8 comments to “Entrevista a Simón Fernández”

You can leave a reply or Trackback this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

cuatro × 2 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.