Entrevista a Anaís Romero

     A veces viene bien «desengrasarnos» un poco de tanta flauta, así que esta semana tengo para vosotros una entrevista distinta. Cambiamos de instrumento para disfrutar de una entrevista a una de las pocas personas que pueden ensayar, estudiar o dar un concierto en la Philharmonie de Berlin. Es algo que sólo se consigue con talento, trabajo duro, y buen hacer. Ella es Anaís Romero, y es academista de trompa de la Berliner Philharmoniker.

Anaís Romero

  • ¿Cómo comenzaste en la música?

12810214_10205874533481827_1862323010_o     Empecé a estudiar música a la edad de 5 años en la banda de mi pueblo (en la nova, como suelen decir allí). Mi primo ya tomaba clases de música y a mí me picó la curiosidad por saber qué era eso de los instrumentos, las notas, de tocar con la banda… Así que mi madre, sin pensárselo dos veces, me apuntó para empezar con los más pequeños.

     Ya a los 7 llegó la hora de elegir un instrumento. Un día, cuando estaba en clase de solfeo, me encontré a una niña rubia soplando a un instrumento enrollado de metal más pesado que ella. Aquel instrumento me llamó la atención por su forma y sonido porque jamás lo había visto antes. Siempre había visto en dibujos animados otros instrumentos más conocidos, pero la trompa era totalmente desconocida para mí… a día de hoy no viajo sin mi trompa y aquella niña rubia es una gran amiga y trompista que me ha dado la música.

Ahora echo la vista atrás y se que jamás me arrepentiré de aquella decisión. La música me ha dado buenos y malos momentos, todo hay que decirlo, pero nunca cambiaré los buenos vividos por nada del mundo.

12834878_10205874532881812_710647631_n

 

  • ¿Qué es lo mas curioso que te ha ocurrido en tu carrera como músico?

     Como anécdota puedo decir que cada vez que viajo a algún sitio me encuentro a algún músico de mi pueblo… Ya sea en el lugar mas recóndito, da igual… Quizá les pueda parecer una tontería, ¡pero lo curioso es que en mi pueblo no somos ni 5000 habitantes!

 

  • Desde el año pasado eres academista de la Berliner Philharmoniker, ¿cómo te preparaste para afrontar una audición así? ¿Qué tal fueron los primeros días en la Philharmonie?

     Afrontar una audición, no importa para qué orquesta sea, conlleva muchas horas de preparación, de sacrificio diario, esfuerzo físico y mental… que muchas veces no se ve recompensado. En una audición sólo puede ganar el mejor y parece que cuando no ganamos esa audición, que tanto hemos preparado, nada ha merecido la pena… pero jamás hay que tirar la toalla porque todo el tiempo y esfuerzo que hemos invertido para esa prueba nos ha hecho ser mejores que ayer.

     Yo me defino como una persona con poca paciencia (los que me conocen lo saben bien) y siempre he querido que las cosas lleguen enseguida… pero esta carrera, por suerte o por desgracia, es una carrera de fondo que no dura 5 minutos, una semana o un año… en esta profesión creo que somos estudiantes toda la vida.

 

12837271_10205874533761834_2138271741_o

 

     Lo que quiero decir con todo esto es que a todos nos llega tarde o temprano la recompensa por todo nuestro esfuerzo. Antes de ganar la audición para la academia de la Filarmónica de Berlín hice muchas pruebas sin suerte… ya he perdido la cuenta y todo…

     El primer día que llegué a Philharmonie me sentí como en un sueño. Conocí a todos los trompas de la sección y me sentí integrada desde el primer momento. Estaba viendo en carne y hueso a esos músicos que siempre había visto y escuchado a través de vídeos y Cds con tanto talento y no me podía creer que todo lo que me estaba pasando. Era un sueño hecho realidad.

 

  • ¿Qué te aporta estar en esta academia tan prestigiosa?

     Desde que estoy en la academia no he cesado de conocer gente nueva y maravillosa. Mis compañeros de la academia son excelentes músicos y nos llevamos muy bien entre nosotros. Poder conocer personalmente a mi profesor, el trompa solista Stefan Dohr, es una experiencia que me esta haciendo crecer como persona y como músico. Además, poder tocar bajo la batuta de directores tan prestigiosos me permiten ampliar mis conocimientos y me preparan para futuras situaciones. Y por último, poder escuchar a una de las mejores orquestas del mundo todas las semanas es un regalo que no tiene precio.

 

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

     Por ahora la situación en España no es muy favorecedora para los músicos. No salen pruebas para orquestas ni oportunidades para opositar. Cada vez hay más nivel y menos opciones para poder trabajar aquí. Es una pena porque todo el talento que hay en España esta emigrando hacia otros países donde la cultura es algo imprescindible y esta muy bien valorada. Hace unos años quizá la gente iba a otros países para aprender nuevas técnicas, nuevas culturas, idiomas… pero ahora nos vamos porque no hay más remedio. Muchísima gente como yo, de mi generación, estamos fuera de España lejos de nuestros seres queridos para luchar por nuestro futuro. Creo que aún tendremos que esperar unos años para poder vivir de la música en España.

 12380911_10205874534441851_1646939282_o

 

  • Un consejo para los lectores del blog.

     A pesar de la situación tan mala que hay en España, creo que ser músico es una forma de vida diferente y maravillosa. Es una profesión que te puede enriquecer en todos los sentidos como persona. Te puede llevar de un sitio a otro, conoces gente diferente y puedes descubrir culturas diferentes. No hay que rendirse jamás y hay que luchar todos los días por seguir adelante por muy mal que esté la situación.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

13 + dieciseis =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.