Entrevista a Christian Farroni e Isabel Souto

     En el mundo de la música siempre hay muchas curiosidades. Y cómo no, los flautistas no íbamos a ser menos. Pues bien, esta semana tengo el gusto de traeros una entrevista un poco diferente a las habituales. Es una entrevista a Isabel Souto y Christian Farroni, estupenda pareja de flautistas de la que hay mucho que aprender. ¡Espero que la disfrutéis tanto como yo!

 Christian Farroni e Isabel Souto

 

  • ¿Cómo comenzasteis en la música?

     Isabel: En mi familia no había ningún músico, así que yo empecé en el colegio. Creo que estaba en primero o en segundo de E.G.B. y nos enseñaban a tocar la flauta dulce. En seguida vi que me gustaba mucho y me pasaba mucho rato tocando por las tardes. Más tarde ya pedí a mis padres ir al conservatorio. Lo de escoger flauta travesera fue porque durante un viaje a Suiza con mis padres vi a un flautista tocando en la calle y tuve un flechazo con el instrumento.

     Christian: En mi familia tampoco hay músicos. En el segundo año de primaria hacía música con un profesor que enseñaba flauta en una escuela privada. Él les comentó a mis padres que tenía buena predisposición para la música y que fuera a probar varios instrumentos. Pero yo dije que únicamente quería ir con él. Así que flauta fue.

 

  • ¿Que curiosidades os han ocurrido en vuestra carrera como flautistas?

     Isabel: Bueno, contaré una anécdota muy reciente que nos ocurrió en un recital que hicimos de dos flautas. Tocábamos las Invenciones de Isang Yun, y habíamos preparado las partituras para no tener que pasar páginas. Necesitábamos dos atriles y al poco de empezar a tocar vimos como un atril empezaba a fallar e iba bajando lentamente. Christian se desconcentró mirando al dichoso atril y nos perdimos completamente. Después de haber hecho bastantes ensayos para conseguir juntar aquello, nos vimos tocando cualquier cosa durante dos páginas. A mí estuvo a punto de darme un ataque de risa. De pronto, no sé ni cómo, conseguimos juntarnos de nuevo y acabar la invención como si no hubiera pasado nada. Cualquiera que conozca esta música entenderá que muchos del público ni se dieron cuenta de lo que había pasado…

Christian Farroni     Christian: Pues eso, me despisté en un trino, mirando el atril … Por lo menos la última nota de ese movimiento la dimos juntos ….!

Otro día fuimos al colegio de nuestra hija mayor y habíamos quedado en tocar algunos duos, enseñar las flautas, los piccolos, las flautas de pico y de Pan.

Habíamos ensayado también un canon a tres flautas dulces con Cloe (nuestra hija) y una canción que ella tocaba sola. Ella tocó muy bien y muy segura, pero en el canon Isabel y yo entramos juntos y nos empezamos a liar. Nuestro canon empezó entonces a dos voces, luego se transformó en algo casi contemporáneo y finalmente acabó bien… Pero vaya apuro!

 

  • ¿Cómo se lleva lo de que los dos seáis flautistas? ¿Estudiáis escalas juntos?

     Isabel: Jajaja, no, para nada. De hecho, de flauta hablamos bastante poco en casa. Cada uno tiene su forma de estudiar y sus necesidades, y la verdad es que tocamos muy poco juntos, y estudiar, nada. Tampoco tenemos ningún tipo de competitividad entre nosotros; creo que cada uno es muy consciente de sus puntos fuertes y débiles y ha hecho su propio camino. En ningún momento ha habido conflictos por el hecho de ser los dos flautistas. Más bien lo contrario: entendemos nuestras respectivas paranoias.

     Christian: No solemos estudiar juntos, también porque nuestros horarios no son compatibles… Lo que sí hacemos mucho es hablar de alumnos que tenemos en común. Cada uno se fija en unos aspectos, y al comentarlos nos complementamos. Es como abrir los ojos y la mente al otro, y esto nos ayuda a mejorar como profesores y también individualmente como flautistas y músicos.

 Isabel Souto y Christian Farroni

 

  • Teniendo padres flautistas, ¿creéis que vuestros hijos querrán ser músicos de mayores?

     Isabel: Bueno, creo que ellos ven lo de tocar un instrumento y hacer música como algo muy natural. Quizás piensen que es algo que hace todo el mundo. Tienen buen oído y les gusta, pero, al menos en mi hija mayor, no veo que le interese más que otras cosas. Lo que está claro es que no queremos condicionarles para nada en la elección de sus aficiones: si piden ir a música, pues encantados, y si les gusta cualquier otra cosa, pues también. Creo que hoy en día los niños tienen acceso a muchísimas cosas y que hay que dejar que encuentren sus intereses de forma natural.

     Christian: Difícil decirlo ahora. Está claro que los niños están creciendo rodeados de música y de flauta. Los dos conocemos lo bueno y lo malo de la música en sus diferentes niveles, desde la enseñanza hasta la profesión de músico. Lo que tenemos muy claro es que no les presionaremos para que lo hagan, pero les daríamos soporte (jejeje) si deciden dedicarse a ello. Queremos que sea algo que venga de ellos y que disfruten plenamente, tanto los éxitos como la manera de superar los momentos difíciles.

 

  • ¿Cómo veis el panorama musical actual?

Isabel Souto     Isabel: Bueno, sé que se dice mucho que está todo fatal y es un desastre, pero también es verdad que comparando con unos años atrás, veo que en España han mejorado muchas cosas. Los estudios superiores, con todos los fallos que puedan tener, no tienen comparación con los que hice yo en el plan 66, por ejemplo. La prueba está en los músicos españoles de altísimo nivel que tocan en grandes orquestas o ganan concursos internacionales. Me preocupa sobre todo que no haya un mercado laboral capaz de absorber a todos los estudiantes que salen del superior, y la precariedad laboral de los que consiguen un trabajo.

     Christian: También me preocupa este embudo que cada año es más grande, con jóvenes de enorme calidad que sufren en encontrar su oportunidad y su sitio, y que estén dispuestos a ir a trabajar hasta muy mal pagados con tal de no estar sin hacer nada. Pero soy optimista, porque veo que muchos son capaces de reinventarse dentro de la música y de salir adelante holgadamente.

 

  • Un consejo para los lectores del blog.

     Isabel: Pues, en la línea con lo que decía antes, creo que la decisión de dedicarse profesionalmente a la música tiene que ser muy meditada y tener en cuenta que en ningún caso va a ser una opción fácil ni cómoda. En el momento en que uno toma esta decisión tiene que tener claro que va a requerir muchísimo estudio y mucha fortaleza mental para superar los momentos duros. En caso de dudas, creo que en algunos casos puede ser más gratificante ser un buen músico aficionado.

     Christian: Estudiar mucho, escuchar mucha música, ser curioso y buscar aprender en cada instante; viajar y conocer cuanto más profesores posibles (dentro de las posibilidades de cada uno), aprender idiomas, lanzarse; abrirse a un mundo que es tan complejo como enriquecedor, preguntar siempre una opinión y tratar de verla como una critica constructiva. Como ves, ¡poca cosa!

 

2 comments to “Entrevista a Christian Farroni e Isabel Souto”

You can leave a reply or Trackback this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

dieciseis − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.