Entrevista a Eduard Belmar

«La vida del músico es sacrificada; puede depararte momentos decepcionantes, pero también otros muchos muy gratificantes.»

 

Esta semana tenemos a una de las grandes promesas flautísticas de España. Aunque con todo lo que ha conseguido ya, se podría decir que es un flautista de primer nivel. Él es Eduard Belmar, solista de flauta del Badisches Staatstheater desde los 22 años y ganador el año pasado de una plaza en la Ópera de Frankfurt.

No sólo se queda ahí la cosa… junto con Francisco López y Sébastian Jacot, fue uno de los finalistas del prestigioso concurso del ARD en Múnich (Alemania). Y fue también uno de los pocos en llegar el año pasado a la final para la plaza de flauta solista de la Filarmónica de Viena, pudiendo tocar con la orquesta en la última ronda.

¡Espero que te guste la entrevista! 🙂

 

 

  • ¿Cómo empezaste en el mundo de la música?

Mis padres me inscribieron en clases de música cuando tenía ocho años. Les gusta mucho la música clásica y querían que tanto mi hermano como yo sintiésemos aprecio por ella. No lo hicieron con la intención de que nos dedicásemos profesionalmente, sino más bien para que la valorásemos y disfrutásemos.

Cuando me pidieron qué instrumento quería tocar, dije que me gustaba el solo que suena en el inicio de la canción “My Heart Will Go On” compuesta por James Roy de la película “Titánic”. Pensaba que era flauta travesera y así es como empecé, aunque más adelante descubrí que realmente el instrumento de este tema es otro tipo de flauta.

 

  • ¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tu carrera musical?

Me acuerdo que durante mi primer año en Karlsruhe (Badisches Staatstheater), durante una representación de Fledermaus de J.Strauss, se fueron apagando lentamente las luces del foso. Los músicos fuimos parando de tocar y el director, cantando, nos intentó ayudar a seguir hasta que no se podía ver nada y toda la orquesta se detuvo. El director se giró y dijo al público: «Perdón, las luces se han apagado». Después de un par de minutos se volvieron a encender y volvimos a empezar el número.

También durante el concurso en Munich, a causa de una confusión que tuvo la organización con los autobuses que nos trasladaban del hotel al teatro, llegué 10 minutos antes de que empezara mi segunda ronda; ¡fueron unos momentos un poco estresantes!

 

  • Fuiste uno de los finalistas en el concurso del ARD, ¿cómo lo preparaste? ¿Te dedicaste exclusivamente a preparar el concurso?

     No, no, ya había ganado la plaza en Karlsruhe, por lo que tuve que empezar relativamente pronto con las piezas porque sabía que sería bastante difícil encontrar tiempo para estudiar trabajando al mismo tiempo. Fue durante mi primera temporada en Karlsruhe, durante el año de prueba. Tenía que estudiar mucho repertorio nuevo para mí, tanto ópera como conciertos sinfónicos. Nunca había tocado ópera y fue descubrir un mundo nuevo, ya que no es lo mismo que tocar repertorio sinfónico.

Al acabar la temporada, a finales de julio, toqué unas semanas en SHMF. Después necesitaba desconectar. Me fui unos días a Mallorca a descansar y estar con mi familia. Regresé a Karlsruhe dos semanas antes del concurso para acabar de prepararme.

Fue el primer gran concurso internacional al que me presentaba y la primera vez que tocaba tanto repertorio de memoria en público.

Aprovecho para agradecer a mi profesor Davide Formisano las clases y ánimos que me dió, y también a Mario Caroli, que me ayudó con la pieza Sciarrino escrita para el concurso.

 

  • ¿Te ha abierto puertas el hecho de haber sido premiado en un concurso tan prestigioso?

Evidentemente ser premiado en ARD ayuda a que te conozcan, y por lo tanto te da la posibilidad de colaborar con varias orquestas. Pero he echado en falta más reconocimiento en España. De hecho, la única vez que he colaborado con una orquesta en España, fue para el Liceo de Barcelona, antes del concurso. Nunca me han ofrecido hacer un recital o tocar como solista. En cambio, otras ciudades europeas han pedido mi colaboración, como por ejemplo la Orquesta de la Radio de Oslo , la de Hamburgo, Stuttgart, Frankfurt, la Mahler Chamber o la Orquesta del Capitolio de Toulouse en Francia.

La organización ARD me propuso una gira de conciertos de música de cámara en Alemania junto con otros ganadores del concurso. Pero desgraciadamente la tuve que rechazar por motivos laborales.

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

     En Alemania, que es donde trabajo y resido, y en otros países Europeos como Suiza y Austria, en general lo veo bastante bien. En Frankfurt las representaciones de ópera casi siempre se llenan, hay mucha afición musical, tanto de gente mayor como de jóvenes. Pero cuando la economía no va bien se tienden a hacer recortes en cultura, y se pueden ver algunos casos de desapariciones o fusiones de orquestas. Pero si comparamos la situación con España, Alemania te ofrece muchas más oportunidades.

 

  • ¿Que consejo darías a los lectores de éste blog?

La vida del músico es sacrificada; puede depararte momentos decepcionantes , pero también otros muchos muy gratificantes. Mi consejo es que se disfrute de la música , independientemente del éxito que se pueda llegar a alcanzar como profesional. Animo a los músicos lectores a que nunca se rindan , que tengan paciencia y que confíen en sí mismos para llegar a conseguir sus objetivos.

 

2 comments to “Entrevista a Eduard Belmar”

You can leave a reply or Trackback this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

3 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.