Entrevista a Gudrun Hinze

“El piccolo puede ser un instrumento amable con una técnica brillante. Si te haces su amigo, ¡te cantará con la voz de un ángel!”

Hoy os traigo una entrevista a una especialista en el piccolo, un instrumento que todavía no había tenido su primera entrevista en este blog y que hoy vamos a estrenar con el listón alto.

Gudrun Hinze es desde 1993 la piccolo solista de la Orquesta Gewandhaus de Leipzig (Alemania), y también piccolista desde 1999 de la Orquesta del Festival de Bayreuth. Además de dar clases y tener discos con repertorio para piccolo, Gudrun es la piccolista del Ensemble de Flautas de Leipzig “Quintessenz”.

He tenido el placer de escucharla varias veces en directo, tanto con la Gewandhausorchester como con el Quinteto Quintessenz (con Christian Sprenger), y puedo deciros que sin duda una es una excelente piccolista. ¡Increíble como emociona escucharla tocar el flautín!

¡Espero que os guste la entrevista! 🙂

 

 

  • ¿Cómo empezaste en la música?

Empecé mi educación musical a los 5 años. Siempre había querido tocar la flauta, pero mis dedos eran demasiado pequeños, así que tuve que tocar la flauta de pico hasta que crecí y fui capaz de coger la flauta. Cambié a tocar la flauta a los 10 años.

Cuando tenía 11 años me uni a un programa para jóvenes estudiantes que querían prepararse para el conservatorio. Tenía clases de teoría musical, aprendía piano y formaba parte de grupos de cámara y orquesta jóven desde esta temprana edad en adelante. Este programa era completamente gratuito. Tengo cuatro hermanas, y mis padres no tenían mucho dinero para gastar. Ellos no podrían haber pagado todas esas asignaturas, pero mis profesores reconocieron mi talento y me recomendaron para este programa.

Con el primer dinero que gane por mí misma, me compré un piccolo cuando tenía 18 años. Empecé a estudiar en el conservatorio incluso antes de haber dejado la escuela. Afortunadamente, no tuve dificultades en el aprendizaje, y pude hacer mi bachillerato en Bonn mientras estudiaba flauta en Düsseldorf.

¡Como puedes ver, trabajé muy enfocada para ser músico de orquesta!

 

  • ¿Qué es lo más curioso que te ha ocurrido en tu carrera como músico?

Siempre tengo en el recuerdo el año 2010. Quería grabar un CD con obras para Piccolo y pregunté a unos cuantos compañeros de la Gewandhaus si se querían unir al proyecto, pero no tenía el dinero suficiente para pagar a toda la orquesta. Terminé con más de 40 músicos uniéndose a la producción sin cobrar, solo por amistad, ¡y mi jefe me dejó la sala sinfónica de la Gewandhaus gratis para la grabación! Fue un momento mágico en mi vida y nunca olvidaré la amistad y generosidad de toda la gente. Aquí está lo que hicimos:

 

 

  • ¿Cómo te uniste a la Orquesta Gewandhaus? ¿Cómo fueron tus primeros años en Leipzig?

Hice una audición y un año de prueba en la orquesta de la Gewandhaus en 1992-1993. Después de eso, la sección de flautas y Kurt Masur decidieron ofrecerme el puesto de piccolista principal.

Vine a Leipzig en 1991, habiendo crecido en la Alemania del oeste. Justo acababa de ocurrir la reunificación pacífica… Fue como un retroceso de 50 años en el tiempo. La GDR estaba a punto de ser integrada en la República Federal de Alemania. No teníamos un salario tan alto como en la parte oeste de Alemania, había solamente apartamentos, calles y edificios viejos, no había teléfono, ni internet, las cocinas eran de carbon… ¡Pero valió la pena! Ahora Leipzig es un lugar floreciente y una joya en la línea de ciudades alemanas con una cultura rica y una alta calidad de vida.

La orquesta de la Gewandhaus de Leipzig esta considerada la 4° mejor del mundo, y debo admitir, que se siente incluso como ¡la mejor orquesta del mundo!

 

  • El piccolo es un instrumento que no a todos los flautistas les gusta tocar. ¿Qué crees que hace al flautín un instrumento especial y divertido de tocar?

Como para cualquier instrumento o materia en el mundo, tienes que distinguir entre sus habilidades y tus propias capacidades para manejarlo. La mayoría de los flautistas juzgan el piccolo desde el primer momento en el que intentan tocar — y la mayoría tratan de tocarlo como la flauta. Pero el piccolo está hecho de un material diferente, es mucho más pequeño y frágil, y funciona más como un traverso antiguo debido a la forma cónica del cuerpo. Necesita mucho tiempo y entendimiento tocarlo correctamente.

Si tratas un instrumento con respeto, compromiso y cariño, te dará una rica y encantadora respuesta. El piccolo puede ser un instrumento amable con una técnica brillante. Si te haces su amigo, ¡te cantará con la voz de un ángel!

 

 

  • Haces con tu quinteto de flautas “Quintessenz” un fantástico trabajo para la gente y los músicos. ¿Cómo apareció el quinteto? ¿Cómo combinas el trabajo en la orquesta con el quinteto?

En los últimos 21 años, Quintessenz ha desarrollado una parte importante de mi vida profesional. Yo toco la parte de piccolo en el quinteto, escribo los arreglos, hago las publicaciones de las partituras, trabajo como administradora de la web y la página de Facebook y hago mucho trabajo de organización.

Intentamos tocar alrededor de 6 conciertos por año, y una producción de CD o video. Es muy difícil integrar todas estas actividades en los horarios de nuestras tres orquestas, ¡pero por supuesto vale la pena!

La música de cámara es siempre algo bueno para controlar tus habilidades​, para practicar balance, calidad del sonido, comunicación y tu potencial creativo. El trabajo de orquesta inspira nuestro quinteto ¡y también al revés!

Después de un largo periodo tocando juntos, nos sentimos muy orgullosos y honrados de que mucha gente joven en el mundo ¡sigue ahora nuestros pasos! ¡Hay muchos más ensembles y orquestas de flautas en el mundo que antes!

 

 

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

Veo dos perspectivas diferentes: por un lado, la globalización y una deriva a la sociedad de consumo y de los medios de comunicación – por otro lado, una necesidad crucial de una cultura preciosa, demandada y tradicional. La música clásica es parte de la identidad europea, así que soy optimista, y pienso que durará por mucho tiempo. De hecho, hay estadísticas en Alemania que dicen que la audiencia de conciertos clásicos y ópera ¡ha incrementado en los últimos años!

También tengo la experiencia con estudiantes y mis colegas más jóvenes, de que en las generaciones más jóvenes hay una falta de conocimiento de la historia antigua, las tradiciones religiosas, de las habilidades lingüísticas más allá de pequeñas conversaciones, de canciones tradicionales y canciones de iglesia, de cuentos de hadas… Todo eso que podria hacerte entender qué pudieron haber tenido en mente los compositores hace cientos de años cuando escribieron su música.

Sólo como ejemplo, una vez pregunté a una estudiante asiática qué significaban las palabras de nuestra aria de flauta en la Pasión según San Mateo “aus Liebe will mein Heiland sterben”. Ella contestó que Jesús estaba enfermo de amor!?!

O segundo, hicimos hace unos años una gira de conciertos en China con la Orquesta de la Gewandhaus y nuestro director principal Riccardo Chailly. Como todas las orquestas, tuvimos que tocar al final del concierto una canción tradicional china en honor de nuestro anfitrión. Pero la tocamos demasiado rápido, como una marcha de banda con nuestro director italiano. ¡Muchísima gente me preguntó al final del concierto que cual era la pieza que habíamos tocado al final! No pudieron reconocer su propia canción ¡porque no la tocamos con la “pronunciación” correcta!

Quiero motivar a cada músico a estudiar sobre la vida en el pasado: cultura, política, habilidades, hábitos, vida humana en general. ¡Esto hará tu interpretación más auténtica! Estoy profundamente convencida de que la música NO es un lenguaje internacional, si no un idioma específico de cada nación. ¡Lo cual lo hace más rico y mucho más interesante!

 

  • Y por último, un consejo para los lectores.

¡Las ideas te mantendrán vivo!

1 comentario sobre “Entrevista a Gudrun Hinze

  1. Pingback: 6 ACCESORIOS PARA EL PICCOLO QUE NO PODRÁS DEJAR DE USAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *