Entrevista a Silvia Careddu

     Tras unos meses de descanso, ¡volvemos a la carga con nuevas entrevistas! Y que mejor que hacerlo con una de las flautistas que más destacan en Europa. Ella es Silvia Careddu, que tras pasar doce años como solista de la Konzerthausorchester de Berlín, acaba de ganar la plaza como flauta solista en Wiener Symphoniker. ¡Todo un lujo de entrevista! ¡No os la perdais!

 

Silvia Careddu

 

  • ¿Cómo empezaste en la música?

     Mis padres, (que no son músicos profesionales, pero aman la música y la practican de forma amateur desde siempre), querian que mi hermano y yo empezaramos el estudio de un instrumento musical… ¡pero en mi caso no me dejaron elegir que instrumento quería tocar! Me dijeron: “Tu tocarás la flauta”. Me habría gustado mucho más el piano… pero con astucia, me convencieron rapidamente de que la flauta sería perfecta. Me dijeron: “El piano no lo podemos transportar en verano hasta La Maddalena… (una magnífica isla pequeñita en un archipiélago del norte de Cerdeña, mi región de origen), y por ello tienes que elegir entre la flauta y vacaciones, ¡o piano y nada!

 

  • ¿Qué es lo mas curioso que te ha ocurrido en tu carrera musical?

 

    Silvia Careddu ¡Son dos recuerdos ligados a la electricidad! 😉

     El primero fue un concierto en Berlín con la Sinfonía Manfredo de P. I. Tchaikovsky en programa y dirigiendo el Prof. Michael Gielen, célebre por su gran conocimiento de la música, su seriedad y su duro carácter. Al final de esta pieza, que dura casi una hora, hay una parte muy majestuosa tocada por el órgano. Se espera este momento como una apoteosis. El tio que tenía que tocar el órgano llevaba esperando mucho tiempo. Y llegado este punto… ¡no se oyó nada! La electricidad del órgano estaba apagada. M. Gielen se enfadó muchisimo y decía con vehemencia: “¡¡¡Toca, toca, tocaaa!!!” ¡Qué risa!

     El segundo fue en el Teatro de Minsk, en Bielorrusia, donde tocaba el Concierto de Mozart en Sol. Todo iba bien, y en medio del concierto… ¡black out! Se fue la electricidad ¡y empezamos todos a reirnos! Para entretener y distraer al público de este problema técnico, algunos músicos de la orquesta empezaron a tocar piezas geniales tradicionales, super virtuosas, hasta que volvió la luz otra vez y pudimos continuar el concierto. ¡¡¡Super!!!

 

  • Acabas de superar el periodo de prueba como flauta solista de Wiener Symphoniker. ¿Era Viena una de tus metas desde el principio de tu carrera?

Silvia Careddu     De verdad, no he pensado nunca en metas para “construir” mi carrera… Todo lo que he hecho ha sido pensando siempre en la calidad y en lo que me aporta en mi vida musical.

     Después de Berlín, intentar moverme a Viena fue como otro reto en mi vida, una ocasión de ampliar mi conocimiento con otros músicos y directores. Y tocar en el Musikverein de Viena… es una experiencia preciosa. Siempre es un regalo.

     De todas formas, tenía ganas de cambiar. ¡De aire fresco! ¡Y de ponerme otra vez nuevos objetivos musicales!

 

  • Berlín y Viena son dos ciudades con muchísima tradición musical. ¿Qué diferencias ves entre ellas desde tu asiento en la orquesta?

Silvia Careddu     Creo que Berlín y Viena serán siempre dos capitales de referencia para la música clásica, y no solamente para ella. ¡Son completamente diferentes! Imposibles de comparar.

     Hablando en particular de la Konzerthausorchester de Berlín (donde toqué en los últimos 12 años) y de la Wiener Symphoniker, me han aportado las dos una fase de renovación, de cambio y de fuerte energía positiva. Las dos son orquestas de tradición con una historia importante, pero dispuestas a ponerse en juego y renovarse.

     Si hablamos de las ciudades, es un poco pronto para hablar de Viena. He vivido alli solo tres meses hasta ahora, y no puedo decir mucho.

     Sé seguro que Berlín ha sufrido una apertura general desde los últimos veinte años, y parece la ciudad donde todo es posible. ¡Como fueron Nueva York, Londres o París!

     En Viena cada esquina tiene algo referido a la música clásica, a los compositores… es increíble. Eso puede gustar o parecer muy “kitsch”…

     A mi personalmente me gusta muchísimo la atmósfera moderna en una ciudad. Estoy segura de que Viena también tiene un lado así, ¡pero que avanza muy leeeentameeeenteeee! 😉 ¡Veremos que te contesto en un par de años!

 

  • ¿Cómo ves el panorama musical actual?

Silvia Careddu     Esta pregunta tiene actualmente una respuesta triste.

     La situación es preocupante, y no solamente en los paises considerados “pobres”. En Alemania o Dinamarca también cierran orquestas o cambian la legislación educativa para la enseñanza de la música y las materias artísticas.

     El gran plan mundial es volver tonta a la gente para hacerle olvidar que tiene un cerebro artístico, sensible e individual, y por todo ello es en si peligroso (en vez de decir que cada uno tiene que vivir sus emociones, exteriorizarlas y poderlas exprimir).

     Pero el mundo está hecho de personas que luchan, y un próximo iluminismo llegará. ¡La historia es así! Después de los momentos de bajeza cultural, como el medievo, siempre llega un Renacimiento cultural, y por lo tanto, intelectual. Será asi.

 

  • Para acabar, un consejo para los lectores.

     ¡Disfrutar de la vida al 100%!

     Tenemos que vivir las máximas experiencias posibles para poner nuestras emociones en la música. Podemos exprimir mucho los instrumentos, sensibilizar a quien nos escuche y regalarles piezas increíblemente bellas…

     Y también estudiar mucho. Poner los límites siempre más arriba, para elevar la música a su estadio más alto de perfección, que no tiene límites… ¡una bellísima búsqueda sin fin!

 

Otros Posts

2 comments to “Entrevista a Silvia Careddu”

You can leave a reply or Trackback this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.