Las 12 Fantasías para flauta sola de G. P. Telemann: “Son obras cortas, a modo de pequeños cuadros de la vida popular de su tiempo, con pequeños destellos del proverbial humor del músico.”

Las fantasías para flauta sin bajo TWV 40:2-13 de Georg Philipp Telemann (1681-1767) son, al igual que Syrinx de C. Debussy, piezas muy representativas dentro del repertorio de flauta sola.

En este post te voy a contar cosas que quizá no conocías sobre estas fantasías y escucharás diferentes versiones para que puedas crear tu propia versión. ¡Vamos allá!

Vamos a ponernos en contexto, y como ya te he contado en otras ocasiones (en todos los posts de Beethoven y la flauta, donde podrás conocer todo su repertorio para flauta), los flautistas tenemos un libro que vale oro. Se trata de Historias de la flauta, autores y obras de Antonio Arias de la Editorial Tiento. En este libro podréis encontrar muchísima información sobre prácticamente cualquier obra que te propongas.

Así pues, esto es lo que comenta Antonio Arias sobre las 12 Fantasías de G. P. Telemann:

Telemann abordó en varias ocasiones la escritura de obras sin bajo. La escritura para flauta sola supone en sí un mayor reto para el compositor que escribir para violín o viola da gamba. En efecto, estos últimos poseen por definición unas posibilidades polifónicas mucho mayores que nuestro instrumento. Telemann compuso sus Fantasías en Hamburgo: las escritas para clave fueron publicadas entre 1732 y 1733, las de violín en 1735 y las de gamba sola (por fortuna recientemente sacadas a la luz) entre 1735 y 1736. En cuanto a las de flauta, vieron luz paralelamente a las de clave, entre 1732 y 1733, en el IV volumen de la obra Musikalische Werke. Fueron igualmente publicadas en Amsterdam en 1733.

El compositor menciona estas obras en su tercera autobiografía, publicada en el Grundlage einer Ehrenpforte (Hamburgo, 1740) de Johann Mattheson, situadas entre dos obras compuestas en 1731 y 1733. Ello apoya la hipótesis de 1732-33 que Günter Hausswald da en la primera edición moderna de las Fantasías. Pero la citada lista no siempre sigue un orden cronológico. Hay que tener además en cuenta que el propio Telemann solía publicar personalmente sus obras. Utilizó caracteres móviles hasta sus Duets Op. 2 (1727). Posteriormente grabó su música en planchas, primeramente de cobre y más tarde de peltre. Sorprende la mala calidad de la impresión en comparación con las Sonate Metodische o Der getreue Music-Meister, ambas publicadas en 1728, con una técnica de impresión mucho más perfecta. El propio Hausswald deduce que la fecha de 1732 sería poco verosímil, decantándose por 1727-28. Las Fantasías corresponderían a uno de los primeros intentos de grabado realizados por el compositor.

La única fuente que se conserva se halla en la Biblioteca del Conservatorio de Bruselas. Aunque el título reza “Fantasie per il Violino, senza Basso” y el nombre de Telemann aparezca añadido a lápiz, es obvio que se trata de un error. En efecto, el ámbito en el que se mueve la flauta está entre Re1 y Mi3, característico de la flauta de la época.

El propio título refleja la intención de Telemann de no someterse a una estructura formal definida, dejándose llevar por su prodigiosa inventiva. Son obras cortas, a modo de pequeños cuadros de la vida popular de su tiempo, con pequeños destellos del proverbial humor del músico.

El encanto de estas sugestivas piezas las hace muy adecuadas para ser interpretadas de pico, subiéndolas una tercera menor, de acuerdo con los hábitos del período barroco.

A. Arias, Historias de la flauta, autores y obras. Editorial Tiento.

¿Qué te parece? ¿Sabías todo esto? Creo que es interesante conocer estos pequeños detalles de las obras para poder meternos un poco más en la piel del compositor. ¡Quizá eso hace que podamos sentirnos más cómodos tocando la pieza! O no.

Ahora quiero mostrarte varias grabaciones para que puedas escuchar diferentes perspectivas de la obra. Es muy útil escuchar diferentes versiones para tomar ciertas ideas. Pero solamente eso, porque piensa que cada uno de nosotros somos únicos haciendo música y lo que tú hagas probablemente nadie lo va a poder tocar igual que tú.

Como son 12 las fantasías, voy a seleccionar una de mis favoritas (aunque todas me gustan mucho), que es la número 2. Esta fantasía está en La menor y sus melodías y su “polifonía” (que también la hay aunque solo haya un instrumento) son realmente bonitas.

Para comenzar, escucharemos una grabación con instrumento de época. Hay grandísimos flautistas que tocan con instrumentos históricos, pero probablemente Barthold Kuijken sea uno de los más destacados. Os dejo con su grabación, realizada en 1978:

¿Qué te parece? ¿Notas mucha diferencia con la flauta que usamos en la actualidad? Ahora vamos a dar un salto a la actualidad, y vamos a escuchar una versión de un flautista que probablemente ya conocerás. Si no lo conoces, te animo a que veas la entrevista que hice a Emmanuel Pahud, solista de la Filarmónica de Berlín y solista internacional. La grabación es de su disco SOLO que lanzo en 2018.

¿Te gusta? Una sonoridad muy diferente, pero sin duda una versión muy interesante. Te animo a que busques en internet versiones de otros flautistas, porque de cualquiera podemos aprender cosas muy interesantes. Así podrás conseguir ser crítico y ver que es lo que te gusta y lo que no. Así podrás tocar las Fantasías de G. P. Telemann como a ti te resulte más interesante.

Y para terminar, voy a ponerte una grabación sobre lo que hablaba Antonio Arias en su libro. Una interpretación de esta 2ª Fantasía con flauta de pico. También muy interesante, y se pueden sacar ideas muy buenas. ¡Espero que te guste!

¡Espero que te haya resultado interesante este post y que te sirva para cuando tengas que tocar las Fantasías de G. P. Telemann! ¡Deja tus comentarios en el post o en las redes sociales para que podamos comentar más cosas sobre estas maravillosas piezas del repertorio para flauta sola! 😀


¡Suscríbete para recibir todas las novedades!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

tres × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.