La entrevista “express” a Silvia Rozas

Después de la primera entrevista “express” a Alberto Acuña, sigo con las entrevistas a destacados jóvenes flautistas. En esta ocasión contamos con la flautista gallega Silvia Rozas, estudiante de flauta de la prestigiosa escuela Hanns Eisler de Berlín (Alemania). Entre otras muchas cosas, ha sido ganadora del Concurso Andalucía Flauta y ha actuado como solista con la Orquesta Joven de la Sinfónica de Galicia o con la Real Filarmonía de Galicia.

¡Espero que te guste la entrevista y no olvídes compartirla con tus amigos en las redes sociales si te gusta! 🙂

  • Una pequeña presentación

Me llamo Silvia Rozas Ramallal. En un principio iba a ser Rosana, pero eran demasiadas erres para un nombre.

Nací en un pueblo pesquero del norte de Galicia, Burela. Recuerdo especialmente el mar y el oleaje en invierno, lo abrupto del litoral lo hace algo digno de ver.

  • ¿Quién te engañó para que empezaras a tocar la flauta?

¡Nadie me embaucó para escoger la flauta! Tenía una amiga que ya iba a clases y pensé que sería divertido tocar el mismo instrumento. Al final sea flauta, viola o piano el instrumento es sólo la herramienta para hacer música, el medio entre la idea que tenemos en la cabeza y el sonido.

  • ¿Dónde empezaste tus estudios de música?

Empecé en la escuela de música de mi pueblo, aunque también formaba parte de otras agrupaciones en los pueblos cercanos. Me lo pasaba muy bien tocando y ensayando en estos grupos, así que ¡me apuntaba a todos cuantos podía! Al final estaba en una banda municipal, una big band, una orquesta de cámara y una orquesta de flautas. Recuerdo con mucho cariño todos los buenos ratos y creo que fue una suerte poder ganar tanta experiencia tocando con gente al principio de mi formación.

  • ¿Dónde vives y/o estudias actualmente?

A día de hoy vivo y estudio en Berlín. Aquí encontré una ciudad y una escuela que me recibieron con los brazos abiertos. Mi conservatorio es como una gran familia, hay muy buen ambiente y la gente es muy amable. Es una maravilla que cada persona con la que hablas te inspire y te incite a crecer como músico y como persona. Todos musicazos y grandes personas. Y a nivel más privado también encontré mucho apoyo, cariño y energía. Al final todo esto hace más llevadero la presión a la que puedas estar sometido y te ayuda a rendir más y mejor.

  • ¿Sabes tocar algún otro instrumento que no sea la flauta?

También toco un poco el piano, de hecho, recibo clases de piano como segundo instrumento en mi escuela. Me atrae especialmente su literatura, muy distinta a la de la flauta, y el poder tocar toda la armonía. A pesar de que me gusta no le dedico mucho tiempo, lo considero como mi hobbie dentro de la música.

  • ¿Cuánto tiempo dedicas al estudio de la flauta?

Normalmente estudio un poco más de 4 horas, no más. Intento ser flexible y adaptar mi rutina a lo que esté por venir, así que si tengo audiciones, concursos o muchas cosas por preparar puedo alargar algo el estudio. Por el contrario, si estoy en casa en España normalmente estudio un poco menos. Creo que cada uno tiene que encontrar el tiempo y la forma de organizarlo que le funcione bien, cada persona es distinta. Además, por supuesto, no cuenta solo la cantidad sino especialmente la calidad.

  • ¿Y al del piccolo?

El tiempo que dedico al piccolo sí varía más en función de lo que tenga planificado. Si estoy preparando una prueba con piccolo pues puedo estudiar de media a una hora por día. Pero si estoy preparando un concurso o algo sin piccolo igual ni siquiera lo cojo cada día. No digo que hacer así sea óptimo la verdad, pero en mi caso mi actividad está más centrada en la flauta.

  • ¿Te gusta tocar el flautín?

¡¡¡La pregunta del millón!!!! Nuestra relación mejoró mucho este año gracias a las clases únicamente de piccolo. Sé que a mucha gente no le gusta. Pero creo que es más por la frustración que implica desconocer cómo obtener los resultados que queremos que por el instrumento en sí. El pobre piccolo es un incomprendido.

  • ¿Utilizas algún tipo de accesorio en tu instrumento? Como resonadores, thumbport, aparatos de respiración…

No tengo mucha experiencia con ningún accesorio, pero ahora mismo estoy probando Lefreque. Aparte de éste, normalmente uso el Pneumopro cuando viajo para estudiar en el hotel sin hacer ruido. No es lo mismo que tocar, pero obtienes mucha información sobre el aire que usas.

  • ¿Qué opinas sobre ellos?

Mi opinión es en resumen de apertura hacia ellos. Noto que hay ciertos prejuicios hacia este tipo de accesorios y me parece de mente cerrada opinar sin querer siquiera usarlos una vez. Creo que cada uno debería probar aquellos por los que se sienta atraído y decidir si le gusta o no. Incluso en caso de que te ayude mentalmente a sentirte más seguro, más que en el sonido en sí, ya me parece útil.

  • ¿Cuál es tu flautista favorito/a?

¡¡Que injusto tener que escoger uno solo!! Me quedo con Silvia Careddu, no es sólo mi flautista favorita, sino un pedazo músico y profesora con mayúsculas. Me inspiró mucho tanto en lo personal como en lo musical. Es una persona con mucha fuerza y también una de las más humildes que jamás conocí. A nivel musical me impresiona mucho su capacidad para expresar, a veces parece que ella y la obra se funden y son un ente sólo. Técnicamente es capaz de tocar lo que quiera, pero no es alguien que se satisfaga con el virtuosísimo técnico, sino que lo trasciende todo para comunicar. En mi opinión ella está por encima de la flauta en sí. Sin duda todo esto está ligado con la actitud súper honesta y transparente que mantiene hacia la música.

  • ¿Cómo ves el tema de las audiciones de orquesta?

Me parece un tema un poco peliagudo. Normalmente es necesario hacer muchas hasta conseguir un trabajo y todos los ‘fracasos’ intermedios se vuelven algo peligroso. Requiere mucha inteligencia emocional enfrentar los ‘no’ y no perder la autoestima y la confianza. Un no no significa que toques mal, no hay que olvidar que no sólo depende de cómo uno toca en la prueba, sino del gusto de la orquesta (en Alemania me parece que cada orquesta tiene un estilo propio), y un poco también de la suerte. Eso es lo que voy viendo por la gente que conozco, pero personalmente no tengo aún mucha experiencia con las susodichas audiciones.

  • ¿Dónde te ves en el futuro?

¡Esa es una pregunta complicada! Hasta cierto punto sí tengo mis planes de futuro, pero al final todo es relativo en la vida y nunca sabes dónde o cómo acabarás. Ahora mismo mi objetivo sería trabajar en alguna orquesta profesional, flauta 1ª o 2ª… me gustan las dos. Sin embargo, también puedo decir que me gusta mucho dar clase. Quizás un panorama de ensueño sería combinando los dos, tocar y enseñar. Al final la vida tiene un gran componente de suerte, casualidad… no es todo planeado. En cualquier caso, mientras me encuentre feliz y cómoda no me importa hacer una cosa u otra.

  • Un consejo de despedida

Pues aprovecho la ocasión para destacar la importancia de no olvidarse por qué hacemos lo que hacemos, de sentir y disfrutar mientras tocamos. Si nosotros no estamos emocionados con lo que interpretamos, ¿cómo vamos a transmitir nada? No hay que olvidarse de quererse tanto como artista como persona, necesitamos esa confianza y autoestima para ser capaces de comunicar en el escenario. A veces dejamos que las expectativas, el estrés o las expectativas nos sobrepasen, y eso va en detrimento del arte. Formamos parte de un grupo privilegiado de gente que gana la vida haciendo algo maravilloso y que además nos ayuda a evolucionar como personas, este pensamiento debe tener más peso que los pequeños ‘estreses’ del mundillo.

 

Otros Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.