La música no entiende de edades (I)

Harnoncourt     El pasado 5 de marzo nos dejaba a los 86 años el gran director de orquesta Nikolaus Harnoncourt, y ello me ha hecho reflexionar sobre todos esos músicos que alargan su carrera al máximo. Tanto, que lo hacen hasta que el cuerpo no aguanta más.

     Y me pregunto: ¿Es bueno alargar tanto una carrera profesional? ¿Está por encima de nuestras posibilidades para tocar el amor por nuestra profesión? Y una pregunta un poco más dura pero real… ¿Se mantiene la calidad en las interpretaciones a pesar del paso de los años? Dejo esas preguntas en el aire, y os dejo unos cuantos ejemplos de músicos que alargan (o alargaron) su carrera al máximo.

     Nikolaus Harnoncourt abandonó los escenarios el pasado mes de diciembre debido a una enfermedad. No se encontraba en condiciones físicas de dirigir, y lamentablemente nos ha dejado pocos meses después de su retirada. Él fue uno de los directores que más ha revolucionado la interpretación historicista.

     Pero no sólo son los directores los que alargan su carrera al máximo, también instrumentistas o cantantes. Un ejemplo de ello es el gran pianista francés de origen italiano, Aldo Ciccolini. Defensor de compositores como Satie, Ravel o Debussy, murió a los 89 años (en febrero de 2015) y prolongó sus conciertos hasta sus últimos dias. Aquí podéis ver un vídeo de un concierto suyo en el verano de 2014. ¿Es el piano un instrumento poco expuesto al avance de la edad?

 

 

     Uno de los instrumentistas que a día de hoy sigue en activo es el flautista suizo Peter Lukas Graf, de la misma generación que el recientemente fallecido Aurèle Nicolet.

     Peter Lukas Graf ha escrito libros de referencia en el mundo de la flauta, como los 20 estudios básicos «Check-up», aunque también ha realizado numerosos arreglos de obras para flauta, como la Sonata «Arpeggione» de Schubert o la Sonata en La mayor de C. Frank. Pues bien, a sus 87 años, sigue en activo haciendo conciertos e impartiendo masterclasses en lugares como Polonia o Salzburgo (Austria), donde estará este verano. ¡Qué gran actividad!

 

 

     Otro ejemplo es Lina Vasta, no tan conocida, pero que a los 90 años canta mejor que muchas sopranos más jóvenes que ella. En el vídeo que tenemos a continuación, muy difundido en las redes sociales, Lina canta «Senza mamma» de la ópera Sor Angelica de Giacomo Puccini. ¿Te gusta?

 

 

     Todo el mundo merece un descanso después de una vida entera trabajando, y cuando se trata de este tipo de personas que han aportado tanto al mundo de la música, más aún.

     Muchas preguntas y pocas respuestas; sólamente lo que estos grandes músicos nos dejan, tengan la edad que tengan, para el futuro. ¿Y tú que opinas? ¡Coméntalo en las redes sociales! Y si te gusta este artículo, ¡compártelo!

 

Has one comment to “La música no entiende de edades (I)”

You can leave a reply or Trackback this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

5 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.