¿Qué supone para un músico hacer una prueba de orquesta?

Hacer una prueba de orquesta es uno de los retos más importantes a los que un músico se enfrenta en su carrera profesional.

Hoy quiero hablarte sobre algo que supone un paso muy importante para aquellos músicos que quieren dedicarse a tocar de forma profesional en una orquesta.

Es uno de los objetivos que más se marcan los músicos, pero también uno de los más difíciles de conseguir. Está claro que son muchos más los músicos que quieren tocar en orquesta que las plazas que éstas ofertan para trabajar. Pero no quiero ir por ahí.

Hoy te quiero contar qué supone para un músico hacer una audición. Los pasos y las fases que hay hasta que llega el gran día, y todo el enorme proceso que una audición conlleva.

Te voy a ir contando por orden cronológico el desarrollo de una prueba de orquesta. Tanto si te quieres dedicar a esto y quieres ver si realmente merece la pena, como si incluso estás en una orquesta y quieres recordar cuales son todos los pasos.

  1. La plaza se oferta: La orquesta anuncia la oferta de empleo. Puede ser a través de su web o a través de webs de audiciones de orquesta. Normalmente se indica la posición que se ocuparía dentro de la orquesta, condiciones laborales y repertorio a interpretar en la audición (o parte del mismo).
  2. Mandar la inscripción: El músico envía a la orquesta su solicitud para realizar la audición o pre-audición (según la orquesta).
  3. Recibir la invitación a la audición: Una vez valorada la inscripción por parte de la orquesta (valoran el currículum, experiencia, e incluso a veces vídeos del músico), deciden si invitan al músico a realizar la audición. En caso de estar invitado, el proceso sigue adelante.
  4. Preparar la prueba: El músico comienza la preparación del repertorio a interpretar en las pruebas. Generalmente se trata de un concierto para el instrumento (en el caso de flauta suele ser el concierto de Mozart o en el caso de flautín el concierto de Vivaldi) y fragmentos de repertorio orquestal. Según la orquesta varía mucho e incluso se incluyen otras obras. Este proceso suele ser de varias semanas, según el tiempo de margen que dé la convocatoria. ¡Muchas horas de estudio!
  5. Reservar el viaje y el alojamiento: Por lo general, y al haber tan poca oferta de trabajo en orquestas, las plazas que salen casi siempre son fuera del lugar de residencia. Por lo tanto hay que viajar, y en caso de que sea muy lejos, hacer al menos una noche en el lugar al que vamos a audicionar. Por ello, una prueba de orquesta también tiene un coste económico que no siempre es posible asumir.
  6. Continuar con al preparación: Muchas veces hay que compaginar estudios o trabajo con la preparación.
  7. Viajar: Se acerca el dia de la prueba. Hay que desplazarse al lugar de la audición y quieres que no haya ningún problema en cuanto al transporte se refiere. Cualquier contratiempo puede ser tensión o nervios añadidos que no ayudan a que vaya bien la prueba.
  8. Dormir fuera de casa: No todos están acostumbrados a dormir fuera de su casa. Es un factor que también puede influir a la hora de realizar una interpretación musical.
  9. Hacer la audición: Finalmente ha llegado el momento de darlo todo. Suele haber 2 o 3 rondas según la orquesta, en las que te pedirán que toques el repertorio que la orquesta pidió en la convocatoria. ¡Hay que darlo todo e intentar llegar lo más lejos posible! ¡Quizá esa plaza sea la tuya!

¿Te ha gustado este artículo? ¿Me lo cuentas en las redes sociales o en los comentarios? 🙂


¿Quieres que aparezca tu nombre aquí?
¡APOYA ESTE BLOG AQUÍ!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

dieciocho − 8 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.