El nombre de la musa griega Siringa, cortejada por el dios Pan, da titulo a esta pequeña pieza que se ha convertido en un símbolo dentro del repertorio de flauta.

Syrinx o La Flûte de Pan para flauta sola (1913) es una obra compuesta por el compositor francés Claude Debussy. Junto con el Preludio a la siesta de un fauno es una de las obras más famosas para flauta de este compositor impresionista.

En este post te quiero contar un poco sobre la historia de esta pieza, pero también vas a escuchar diferentes versiones para poder crear con tu propio criterio tu propia versión. ¡Espero que te guste!

Comenzamos en primer lugar contextualizando la pieza y conociendo su historia. Para ello, al igual que hago en los posts de Beethoven y la flauta (te recomiendo que te pases si aun no has visto ninguno), me voy a remitir a un libro en español que es muy top para conocer a fondo nuestro repertorio. Se trata de Historias de la flauta, autores y obras de Antonio Arias de la Editorial Tiento.

Aquí os dejo lo que A. Arias nos cuenta sobre Syrinx:

En 1913 el escritor Gabriel Mourey (1865 – 1943) pidió al compositor una música de escena para su obra teatral en tres actos Psyché. Deseaba una melodía, la última que tocase Pan antes de morir. El 30 de octubre de aquel año Debussy escribió a Mourey pidiéndole se retrasara el estreno de la obra, ya que no había escrito aún la música. El 17 de noviembre el compositor escribe a Mourey, explicándole que aún no ha encontrado lo que busca. Cuando Psyché se representó por primera vez, el único número musical era un solo de flauta llamado entonces La Flûte de Pan, destinado a ser tocado sobre el diálogo entre una Oréade y una Náyade. La pieza fue dedicada al flautista Louis Fleury.

El estreno tuvo lugar el 1 de diciembre de 1913. Fue la primera de las tres representaciones que tuvieron lugar los días 1, 3 y 4 de diciembre en el 57ème Spectacle du Masque. Debussy se hallaba en Moscú por lo que no pudo estar presente. Fleury la interpretó oculto entre bastidores y posteriormente incorporó la obra a los dos programas de sus conciertos. A falta del manuscrito original de Debussy, del que nunca se ha sabido el paradero, el único ejemplar de la obra era el de Fleury. A su fallecimiento en 1926, su viuda lo cedió al editor Jobert, que la publicó con carácter póstumo en agosto de 1927 bajo el título de Syrinx. La edición, que fue revisada por Marcel Moyse, ha sido durante largo tiempo la única fuente de la obra.

Pero el descubrimiento de un manuscrito en Bruselas por Anders Ljungar-Chapelon ha aportado una nueva luz sobre la pieza. En esta fuente han intervenido dos o tres tipos de escritura. De ellas, una pudo bien ser la del compositor. Al final aparece la firma «Novembre 1913/Claude Debussy». Presenta diversas indicaciones que llevan a pensar que fue el material que Fleury utilizó. De ahí que actualmente parece razonable pensar que esta fuente es la copia más fidedigna. El resultado de este trabajo ha sido la publicación del facsímil en la edición Autographus Musicus y una edición minuciosamente documentada a careo del mismo investigador para la edición Wiener Urtext.

Por su parte, Trevor Wye ha publicado la obra en la editorial Novello. En sus sustanciosos comentarios transmite los recuerdos de Marcel Moyse relativos a Syrinx.

La pieza, convertida en un hito dentro de las obras para flauta sola, se mueve entre la tonalidad, la atonalidad y la modalidad con un sugestivo empleo de la escala de tonos enteros.

Respecto a la dualidad de su título, se ha argumentado con toda lógica que, dado que las Chansons de Bilitis habían sido publicadas con anterioridad, y que la primera de sus piezas se titulaba La flûte de Pan, el editor Jobert habría optado por Syrinx para evitar la posible confusión.

¿Interesante verdad? ¿Sabías todo lo que dice? ¡Puede resultarte muy útil a la hora de realizar tu interpretación! ¡Todos los detalles son importantes!

Por otro lado quería compartir contigo diferentes grabaciones para que puedas comparar versiones y enriquecer tus ideas sobre la obra. Pero es muy importante saber que debemos crear nuestra propia versión de la obra y ser originales. Quizá podamos tocar alguna cosa como ellos/as la tocan, pero es muy importante hacer algo que realmente nos guste y nos resulte convincente. En esa originalidad es donde marcaremos la diferencia.

Vamos con la primera grabación. Y como no podía ser de otra manera, os voy a dejar con una de las primeras, ¿o la primera? (si estás leyendo esto y tienes la certeza de que es la primera grabación de Syrinx dímelo en los comentarios) grabación de Syrinx. Interpretada por el histórico flautista Jean Pierre Rampal el 28 de marzo de 1957.

¿Qué te parece? Vamos ahora a dar un salto en el tiempo y a pasar a la actualidad, a uno de los flautistas más conocidos en la actualidad y que he entrevistado ya un par de veces en este blog. Él es Emmanuel Pahud, solista internacional y solista de la Filarmónica de Berlín.

¿Impresionante verdad? Hay mucha diferencia en la interpretación de la pieza. ¡Y no hay tantos años de diferencia! Eso si, las dos tienen cosas muy buenas que podemos utilizar en nuestra propia versión. Para mí son unas, pero probablemente para ti sean otras, así que te animo a escuchar diferentes versiones para construir tu propio Syrinx.

Incluso puedes tomar ideas de esta última grabación que quiero compartir. ¡Está grabada con una flauta de pan! ¿Qué te parece? ¿Te puedes poner así en situación con lo que cuenta el mito? 🙂

¡Espero que te haya resultado interesante este post y que te sirva cuando tengas que tocar Syrinx de C. Debussy! ¡Deja tus comentarios en el post o en las redes sociales para que podamos comentar más cosas sobre esta maravillosa pieza del repertorio para flauta sola! 😀


¡Suscríbete para recibir todas las novedades!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

trece − 12 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.